Transporte: títulos de consolidación ya rinden 85% e inciden en la puja por juicios

Los TCM Clase A llegan a cotizar a 95% de la par, en tanto los B y C se sitúan entre 80% y 86%. El desempeño de esos certificados es clave para la discusión entre el municipio y Coniferal y Ciudad de Córdoba en el marco del monto a abonar por la comuna tras fallos adversos.

Los Títulos de Consolidación Municipal (TCM) que la Municipalidad de Córdoba emitió para afrontar deudas anteriores al 10 de diciembre de 2011 con proveedores, contratistas y demás acreedores comenzaron a negociarse en el mercado secundario con una cotización en torno a 85 por ciento promedio respecto al valor nominal.
En tanto, hasta las últimas horas se habían negociado en el Mercado de Valores un total de 3,7 millones de pesos. El valor de los TCM en el mercado secundario tiene directa incidencia en las negociaciones que por estas horas mantienen la Municipalidad y las empresas de transporte urbano Coniferal y Ciudad de Córdoba por juicios entablados durante la gestión de Luis Juez por diferencias en el precio del boleto, que ya tienen un fallo adverso del Tribunal Superior de Justicia luego de un rechazo del recurso presentado ante la Corte Suprema.

Puntualmente, la cotización de los TCM Clase C con vencimiento en el año 2019 es el valor con el que el municipio pretende afrontar el pago a las prestatarias en una cifra que, según anticipó días atrás este medio, puede  situarse en torno a 50 ó 60 millones de pesos para ambas compañías. En ese marco, la cotización de los TCM  Clase C es fundamental como señal para las empresas a la hora de negociar la cifra.
La discusión entre las partes puede derivar en un acuerdo en los próximos 10 días. “Es un tema clave el de la cotización para ver cuánto recibimos”, admitió ayer una fuente de una de las prestatarias a este medio.

$ 500 mil negociados
De acuerdo con datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, la semana pasada se negociaron TCMC por casi 500 mil pesos en dos tramos a un valor de 84,25 y 85 respecto a la par.
Según pudo conocer este medio, esos títulos eran propiedad de la Agencia para el Desarrollo Económico de la Ciudad (ADEC). Se trata de la totalidad de los títulos a 2019 que recibió la institución como parte de pago por una deuda de 2,8 millones de pesos que mantenía el municipio y que fue consolidada al 10 de diciembre de 2011.
Ese pasivo se corresponde con fondos oportunamente cobrados por la comuna como parte de la tasa de Comercio e Industria no rendidos a la ADEC durante la gestión anterior.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

La entidad se nutre de esas partidas para que las diferentes cámaras empresariaels que la integran puedan desarrollar proyectos vinculados con la competitividad de cada sector.
Del pasivo total consolidado, ADEC cobró un millón de pesos en efectivo y el remanente en títulos. La semana pasada, la Agencia se desprendió de la totalidad de los bonos Clase C. “Los títulos Clase A y B los negociaremos conforme las necesidades de fondos para elaborar los proyectos de cada cámara”, indicó a este medio una fuente del organismo. El valor de esos títulos a menor plazo también quedó expuesto en las últimas horas con las primeras negociaciones en el mercado secundario.

Por caso, los Clase A que amortizarán capital e intereses en octubre próximo registraron operaciones de entre 93 y 95 pesos por cada 100.
En tanto, los Clase B que se cancelarán definitivamente en noviembre de 2015 registraron cotizaciones de entre 79 y 85 pesos por cada 100.
Según datos a los que accedió este medio, sólo el lunes 22 de julio pasado se negoció casi un millón de pesos de TCM, de los cuales prácticamente la mitad fueron los Clase C en manos de ADEC.
Por lo demás, el desempeño de los bonos también incide en el perfil del municipio como emisor de deuda, entre letras u otro tipo de colocación a más largo plazo.
Es que una eventual cotización muy por debajo de la par sería una “mala señal” respecto a otro posicionamiento de la comuna en el mercado.

Según información actualizada a ayer en el Palacio 6 de Julio, éste lleva contabilizados 189 pedidos de consolidación de deuda por más de 175 millones de pesos. De ese total, ya se entregaron títulos por unos 35 millones de pesos en sus tres clases.
Parte de los TCM es un instrumento de pago que además permite cancelar deuda tributaria anterior a diciembre de 2009. Fueron entregados a los acreedores del municipio y de las empresas sociedades del Estado Transporte Automotor Municipal (Tamse) y Córdoba Recicla (Crese) y además se extendieron a acreedores en gestión judicial.
Además de las empresas de transporte urbano en conflicto, también fueron ofrecidos a Tecsa, adjudicataria del proyecto de Municipio Digital durante la gestión de Germán Kammerath, con un largo litigio con la comuna.

Tres clases
Con una emisión por 200 millones de pesos, los TCM fueron divididos en tres clases: el “A” devengará un interés nominal anual de 3,5%, a partir del 1 de abril de 2012. Por su parte, los intereses serán calculados sobre el saldo de capital al final del período de devengamiento de aquéllos y se pagarán en tres cuotas: el 15 de octubre próximo, el 15 de abril de 2013 y el 15 de octubre de 2013.
Se harán efectivos en la primera fecha de pago aquellos intereses que correspondan al período transcurrido desde abril de 2012.
Por su parte, el capital se amortizará en dos cuotas, la primera de 25% del capital a pagarse el 15 de abril de 2013, y la segunda, de 75% del capital restante, que se cancelará el 15 de octubre de 2013, al vencimiento del título.

El Clase B devengará una tasa de interés de 7,5% anual que opera a partir del 1 de abril de 2012. Los intereses se calcularán sobre el saldo de capital al final del período de devengamiento y serán pagados de forma trimestral a partir del 15 de febrero de 2013 y hasta el 15 de noviembre de 2015.
En tanto, el capital será amortizado en cuatro cuotas semestrales iguales. La primera el 15 de mayo de 2014 y la última el 15 de noviembre de 2015.
Por su parte, el título Clase C “devengará una tasa nominal anual resultante del promedio simple de tasas de interés para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos -Badlar promedio bancos privados- calculado considerando tasas publicadas por el Baco Central de la República Argentina (BCRA) desde 10 días hábiles antes del inicio de cada cupón y hasta 10 días hábiles antes del vencimiento de cada cupón menos un margen de 300 puntos básicos, con una tasa mínima del nueve por ciento (TNA 9%) y una tasa máxima del quince por ciento (TNA 15%) nominal anual”. En línea con los anteriores, la tasa se devengará a partir del 1 de abril de 2012.

Los intereses devengados entre abril de este año y el 15 de noviembre de 2013 serán incorporados en su totalidad al capital, para su futura amortización. A partir del 15 de noviembre, de los intereses que sean devengados, una parte será incorporada al capital y la otra será pagada de forma trimestral según un esquema gradual hasta 2016.
Desde ese año y hasta el 15 de noviembre de 2019 se pagará ciento por ciento de los intereses. La cancelación de los intereses será trimestral, con un primer pago el 15 de febrero de 2014 y una última cuota el 15 de noviembre de 2019.
Por su parte, el capital será amortizado en cuatro cuotas semestrales, iguales y consecutivas el 15 de mayo de 2018, el 15 de noviembre del mismo año, el 15 de mayo de 2019 y el 15 de noviembre de ese año. Además de esas características, el título Clase C incluirá un Cupón por Incremento de la Recaudación (CIR).

Artículos destacados