Tendencias de crisis: crece 30% la venta de ropa usada

El salto se registró en los primeros tres meses del año. Funciona en sus versiones de comercios físicos y en la modalidad online. El hot sale ayudó a incrementar aún más la comercialización.

La venta de ropa de segunda mano en Argentina creció por encima de 30% en los primeros tres meses del año, según las estadísticas que manejan algunos comerciantes del rubro, y los especialistas estiman que seguirá en aumento, impulsada por el contexto de la economía nacional.

“A partir de marzo nuestras ventas crecieron 30% respecto de diciembre del año pasado y vemos un fuerte incremento, tal vez porque pertenecemos al segmento que se suele identificar como negocios de crisis”, explicó Gonzalo Posse, socio de Galpón de ropa, un negocio de ropa usada con dos locales, uno en Villa Crespo y otro en Cañitas, ambos en Buenos Aires.

“El comercio de ropa usada, ya sea a través de las tradicionales ferias americanas o por Internet alcanza en América Latina, sin contar a Brasil, una facturación de alrededor 900 millones de dólares al año”, cuantificó Cecilia Membrado, fundadora & CEO de Renová tu vestidor, una plataforma virtual que aggiornó el esquema del tradicional comercio de ropa de segunda mano.

“La facturación del primer trimestre de 2016 es igual al resultado del primer semestre del año pasado”, graficó para dar una idea del crecimiento del sector.

“En marzo se vendieron 6.000 prendas; en abril 8.000 y este mes con el hot sale superamos ampliamente este número”, dijo y explicó que este crecimiento en las ventas de ropa de segunda mano está directamente asociado con el contexto económico del país.

“Las clientes acceden a prendas de marcas, que tienen muy poco uso a un precio significativamente menor al que podría costar en un comercio”, detalló para describir el foco de este nicho de mercado.

Algo similar sucedió en el segmento offline, o sea en los negocios de venta de ropa de segunda mano.

Posse explica que esa diferencia en el precio es porque “ofrecemos que no sólo la prenda sea dejada en consignación, en cuyo caso se le paga al vendedor 40% del valor de venta, sino que también ofrecemos venta directa en el momento y ahí abonamos 30% del precio.

También diseñamos un esquema de crédito al vendedor para realizar compras en nuestros locales y allí se le asigna 50% del valor de la prenda”.

En cuanto a la clientela, Posse explicó que “la mayoría son personas de clase media, con sueldos normales que busca alternativas porque los precios de los shoppings son caros”.

Versión online
Renová tu vestidor es un mero intermediario que facilita la plataforma de exposición y los medios de transacción (costos correo para el envío y proveedor bancario).

“Cuando largamos el sitio, pensamos que la vendedora iba a pertenecer al segmento ABC1, con perfil de una mujer que viaja mucho, compra ropa, la usa muy poco y la pondría a la venta, pero (el mercado) resultó ser más amplio”, explicó Membrado.

“Incluso, como la venta queda indicada como crédito en su cuenta muchas veces, esa misma mujer también se convierte en compradora”, explicó la creadora de Renová tu vestidor.

Y aclara que las clientas no necesariamente deben estar bancarizadas ya que 30% de las ventas se realiza a través de Rapipago o Pago Fácil.

También resaltó que por su carácter de sitio online, 40% de sus ventas se dirige al interior del país y 60% se distribuye entre la ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires.
Por el costo de intermediación Renová tu vestidor se queda con 25% de la venta y el 75% restante va “limpio” al vendedor. Es decir, los gastos por el correo y envío y por el sistema de pago está a cargo del portal.

Ambos modelos encontraron en este espacio un mercado tan prometedor que en dos años Renová tu vestidor saltó a montar una plataforma similar en Chile y próximamente abrirá un sitio en Colombia.

En tanto, Galpón de ropa, además de estar cerca de la apertura del tercer local, estima lanzar a fin de este año la venta online “pero con comisión cero” y sólo tendrá cargos por el envío y la transacción comercial.

Artículos destacados