Sumarán dos mil slots y cierran acuerdo con Roggio

Lotería de Córdoba prevé autorizar la incorporación de dos mil nuevas tragamonedas al parque de máquinas que ya explota la Compañía de Entretenimientos y Turismo (CET), subsidiaria del Grupo Roggio.

La decisión aparece reflejada en el proyecto de presupuesto del organismo para 2010, al igual que la puesta en marcha de juegos on line y una relocalización y refuncionalización de los casinos, estrategia que, según la información oficial, reportará un crecimiento en las ganancias de Lotería.

De acuerdo con los datos oficiales, el organismo prevé en 2010 ingresos por 409,1 millones de pesos.

De ese monto, habrá utilidades por $150 millones mientras que para el Fondo para la Asistencia e Inclusión Social se prevén $148,4 millones.
Según el presupuesto, $175,5 millones son de afectación específica mientras que $122,9 millones irán al Tesoro provincial.

Los ingresos por utilidades están en línea con los previstos para este año. En cambio, los vinculados al Fondo para la Asistencia e Inclusión Social crecerán sensiblemente desde los 96 millones de este año a los $148,4 millones en 2010, un 54,6%.

El fondo en cuestión se conforma con un tributo a los juegos de paño, electrónicos y a las slots. Se trata de un impuesto instrumentado en agosto de 2008 a través de la ley 9505.
Puntualmente, el artículo 15 crea el Fondo mientras que el 16 fija que ese programa se nutrirá con los aportes por deducciones sobre los premios con alícuotas que van desde el 2 al 5 por ciento, esta última para el caso de slots, lotería, ruleta y black jack, entre otros.

Ese esquema de percepción fue modificado luego y, para el caso de las slots, se instrumentó un software en cada máquina que directamente deducía el tributo cada vez que el apostador ganaba.

Según datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, CET aporta unos $6 millones mensuales por ese concepto, que se suman a los cerca de ocho millones al mes por el canon de 27% del win (ganancia) de las tragamonedas, según el contrato con Lotería.

Tensa negociación
Justamente, el cobro de ese nuevo impuesto fue uno de los puntos que más complicó la renegociación con CET para sumar nuevas slots.

Es que cuando el 23 de diciembre pasado se aprobó la ley 9587 por la cual se autorizó sumar otras 2400 máquinas al parque de tres mil ya existente, se condicionó esa instalación a “mejorar” las condiciones contractuales para la Provincia.

Puntualmente, el artículo uno de esa ley señala: “Autorízase al Poder Ejecutivo a incrementar –sobre las existentes– la instalación y explotación de máquinas de juego o slots, hasta un máximo de 2400 unidades dentro del ámbito del territorio provincial, bajo las condiciones y restricciones fijadas en la legislación vigente y sobre la base del pedido que al efecto realicen las autoridades locales, debiendo obtener sobre la ampliación del parque de máquinas autorizadas, mejoras en las condiciones contractuales que actualmente ostenta la provincia y las localidades del interior”.

Ese último punto, ciertamente discrecional, es el que por estas horas discuten la Provincia y Roggio.

Lotería pretende incrementar el canon vigente por sobre el 30% de las ganancias de cada máquina. En tanto, CET aduce que la aplicación del impuesto para conforma

Artículos destacados