Sube la presión para reducir las tasas crediticias

Luego de que la presidenta Cristina Fernández criticara la semana pasada las tasas que cobran las entidades financieras y amenazara con una intervención del Banco Central, ayer diversos sectores empresarios se sumaron al reclamo y solicitaron una reducción de las tasas.
El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Osvaldo Rial, sostuvo ayer que “en la Argentina no hay crédito” porque, según explicó, “las tasas son tremendamente abusivas, llegan a 40%, y así no hay economía que funcione”.
En sintonía con el reclamo, el titular del Banco Credicoop, Carlos Heller, propuso que sea “el Banco Central” el organismo encargado de “regular las tasas de interés” que cobran las entidades financieras por otorgar préstamos, y no dejarlas libradas “a manos del mercado”.

“La rentabilidad no es una variable intocable, es parte de las variables de ajuste, son medidas que se deben tomar para hacer frente a la crisis, como por ejemplo, abaratando el crédito, dando mayores facilidades, acercando el consumo a sectores de la población, mejorando los salarios y generando obra pública”, indicó Heller a través de un comunicado.
El viernes pasado la Presidenta reclamó al sector financiero una reducción de las tasas de interés crediticias, al tiempo que anunció que pedirá al Banco Central que interceda para que las entidades financieras adopten medidas en ese sentido.

Otra vez el tipo de cambio

En tanto, el titular de la UIA, Juan Carlos Lascurain, reclamó un tipo de cambio “competitivo” para hacer frente a la crisis mundial y pidió “profundizar la defensa de los mercados externos”, al hablar ante un centenar de embajadores.
Lascurain también llamó a empresarios locales a “trabajar conjuntamente” con el cuerpo diplomático argentino.
El jefe de la UIA habló en la segunda jornada de la Primera Convocatoria a Embajadores Argentinos realizada en el Palacio San Martín.
En ese marco, alertó sobre “la caída en la competitividad del precio de nuestra producción debido a la depreciación de las monedas de nuestros principales socios comerciales, abriendo interrogantes respecto de la demanda internacional de bienes”, y por eso reclamó “tener un tipo de cambio real competitivo”.

BNA covid hay que cuidarse

Artículos destacados