Suba en el aporte de domésticas no generará impacto en el salario neto

El sindicato de Personal de Casas de Familia de Córdoba reconoció que crecieron los despidos.

La AFIP resolvió incrementar entre 133% y 137,5% el ítem destinado al pago de las obras sociales de los trabajadores de casas particulares, pero la medida entraría en vigencia simultáneamente con la resolución ministerial que otorga un alza de alrededor de 32% en los sueldos.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) determinó un incremento de entre 133 y 137,5% en los aportes con destino al sistema de salud que realizan quienes tienen registrados a trabajadores de casas particulares, a partir de septiembre próximo. Así se difundió ayer mediante una resolución que se publicó en el Boletín Oficial.

De esta manera, el importe que se paga con destino al Sistema Nacional del Seguro de Salud y al Régimen Nacional de Obras Sociales pasará de ocho a 19 pesos en caso de jornada laboral semanal de 12 o menos horas; de 15 a 35 pesos para aquellos empleados que trabajen entre 12 y 16 horas; y de 100 a 233 pesos, si las horas trabajadas semanalmente suman más de 16.

En todos los casos alcanza sólo a uno de los componentes ya que el correspondiente a las contribuciones se mantiene invariables. Asimismo, tiene validez para los trabajadores activos, no así a los jubilados que no realizan aportes al sistema de salud.

Ese valor corresponde a la cotización con destino al Sistema Nacional del Seguro de Salud y es el mismo para el aporte orientado al Régimen Nacional de Obras Sociales, según la resolución 3653 de la AFIP.

Si se tiene en cuenta que este aporte se descuenta del haber que percibe el trabajador de casas particulares, se podría concluir que la medida resultaría en una contracción del salario neto del empleado. Sin embargo, de acuerdo con lo que informó a Comercio y Justicia una fuente del Ministerio de Trabajo de la Nación, la entrada en vigencia de este incremento (prevista para el primero de septiembre) ocurriría simultáneamente con la resolución ministerial que otorgará un aumento salarial cercano a 32% para este año.

“El aumento todavía no se acuerda en paritarias sino mediante una resolución del Ministerio de Trabajo que se hará efectiva después de que se apruebe la modificación del Salario Mínimo Vital y Móvil que será en breve”, indicó la fuente, al tiempo que estimó que el plazo para que se anuncie la suba salarial para las trabajadoras domésticas podría ser en septiembre próximo.

En ese sentido, considerando que el incremento en el pago de los aportes al sistema de salud rige desde septiembre pero se hace efectivo con el pago que se realiza en octubre, se desprende que esta suba sería “absorbida” por el aumento del salario.

También para los monotributistas
La AFIP también decidió aumentar desde septiembre 60% los aportes de salud que pagan los monotributistas.

Según la resolución general 3653 publicada en el Boletín Oficial con la firma de Ricardo Echegaray, el aporte que realizan los monotributistas aumentará 59,58% sólo para el ítem destinado a las obras sociales dado que los otros dos (el impositivo y el de jubilaciones) se mantienen invariables.

Por ello, el impacto en lo que deben pagar por mes los trabajadores registrados en el régimen simplificado es menor y variable.

El aporte del monotributo al sistema de Salud -que se deriva en parte a las obras sociales- pasará de 146 a 233 pesos por mes para todas las escalas porque es una suma fija, por lo cual tendrá un mayor peso para quienes facturan menos.

Así, el costo total mensual para los monotributistas categoría B -que facturan hasta 48.000 pesos por año- aumentará de 342 a 429 pesos, lo cual representa un incremento de 25,4%.

Y el de la categoría C (con una facturación de hasta 72.000 pesos anuales), pasará en septiembre de 378 a 465 pesos, 23%; mientras que el de la categoría K (hasta $ 540.000) aumenta 3,2% al pasar de 2.653 a 2.740 pesos; y el de la categoría L (hasta $ 600.000), 2,8%, de 3.003 a 3.090 pesos.

Según la resolución general, el cambio en el valor que los trabajadores del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes deben pagar se debe a “razones” de “administración tributaria” y a “la necesidad de mantener el debido financiamiento” del sistema para “garantizar el goce de las prestaciones al creciente número de sujetos que acceden a ellas”, se indicó.

La norma recuerda la vigencia del Régimen Especial de Seguridad Social para Pequeños Contribuyentes, mediante el cual los sujetos adheridos ingresan las cotizaciones fijas para el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), al Sistema Nacional del Seguro de Salud y al Régimen de Obras Sociales.

Señala además que la AFIP está facultada a modificar los aportes al sistema jubilatorio “en una proporción que no podrá superar el índice de movilidad de las prestaciones previsionales”.

La actualización de las cotizaciones, explica la resolución, responde a la necesidad de “garantizar el goce de las prestaciones al creciente número de sujetos que acceden a ellas, en razón de la política de inclusión social que lleva adelante el Gobierno nacional”.

En Córdoba
Crece el blanqueo pero también los despidos

La secretaria general del Sindicato del Personal de Casas de Familia de Córdoba (Sinpecaf), Nélida Sosa, confió ayer a Comercio y Justicia que ha crecido en el último tiempo la cantidad de trabajadoras “blanqueadas”, aunque también reconoció que son “numerosos los despidos que se vienen llevando a cabo a partir del reclamo de las trabajadoras de un incremento en sus salarios”.

“Si bien no es llamativo, han aumentado las declaraciones de trabajadoras de casas de familias. Esto se da más que nada a partir de la necesidad de que las trabajadoras puedan gozar de los beneficios contemplados en la ley para los casos de embarazos”, indicó Sosa y agregó: “También creció el caso de despidos y también tienen que ver con causales de derechos que corresponden a las trabajadoras”. En ese sentido, explicó que cuando hay casos de enfermedad de ellas o maternidad por la cual reclaman licencias, o cuando piden aumento “les dicen que no vengan al día siguiente y al próximo, y les mandan el telegrama”.

Artículos destacados