Soja: por demora en vender y baja en el precio no ingresan US$943 millones

La cotización a futuro no cubriría los costos de producción de la próxima campaña de soja.

La cotización de la oleaginosa cayó 6% en el último mes luego de descender de los 511 dólares por tonelada del 9 de junio, a los 480 dólares del 8 de julio pasado. La Bolsa de Comercio de Rosario calculó que aún hay sin comercializar 30 millones de toneladas.

Durante los últimos diez días, se profundizó la caída de los precios de los granos en el mercado internacional hasta que estos alcanzaron niveles que no se registraban desde fines del año 2011.

“Los últimos informes sobre la soja presionaron para que el precio tuviese una tendencia fuerte hacia la baja”, indicó Néstor Roulet, ex presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), en un informe en el que detalló además: “El informe trimestral de stock de poroto de Estados Unidos -un millón de toneladas más que el anterior-, la confirmación del aumento en el área sembrada con soja en el país del Norte – 34,5 millones de hectáreas sembradas, tres millones más que el año pasado-, y las buenas condiciones del cultivo, hicieron que el precio del físico actual sufriera una caída semanal de tres por ciento”.

En efecto, si se tiene en cuenta la cotización del valor FOB oficial de la soja del 9 de junio (511 dólares la tonelada) y la del 8 de julio (480 dólares la tonelada) la variación mensual fue de 31 dólares por tonelada, es decir, un seis por ciento negativa.

Basado en los últimos datos de compra de soja por parte de los exportadores y de los industriales, que difunde la Bolsa de Comercio de Rosario en su informe semanal, Roulet remarcó que “todavía hay sin comercializar 30 millones de toneladas en el país”, lo que trae como consecuencia una “pérdida importante de divisas para el país”.

De acuerdo con el informe, la compra de oleaginosa por parte de los exportadores totalizó, al 25 de junio pasado, 7,87 millones de toneladas. Si a esa cifra le sumamos las 15,68 millones de toneladas de soja compradas por la industria hasta la misma fecha se llega a un total de 23,55 millones de toneladas declaradas como ya comercializadas. Si la producción total de la oleaginosa para la campaña 2013-2014 está calculada en 54 millones de toneladas, se desprende que aún quedan por vender 30,44 millones de toneladas.

Teniendo en cuenta que el valor de la tonelada de soja cayó en términos nominales 31 dólares en los últimos 15 días, Argentina perdió el ingreso de 943 millones de dólares, sólo por la baja en la cotización internacional.

Futuro en baja
Lo más preocupante -de acuerdo con lo que marca el ingeniero agrónomo en su informe- es que los precios a futuro marcaron también bajas significativas. “Por ejemplo, para el mes de noviembre de 2014 –momento de cosecha en EEUU- la posición quedó a sólo 416,50 dólares por toneladas -cuatro por ciento de baja en una semana- y para mayo de 2015 –fecha de recolección de la oleaginosa en el hemisferio sur- a sólo 425,50 dólares por toneladas”, remarcó.

En Argentina, el valor de la soja mayo 2015 en el Mercado a término de Buenos Aires (Matba), también reaccionó en baja. En los últimos 10 días perdió cinco por ciento al pasar de los 291 dólares por toneladas del 27 de junio, a los 276,10 dólares por toneladas del pasado día 8, según indicó.

“Con este valor de la soja para mayo de 2015 y teniendo en cuenta los costos –directos, indirectos, de infraestructura e impositivos- podemos calcular el resultado final del cultivo de la soja para la campaña 2014/15 en campo propio, sin tener en cuenta el costo oportunidad de la tierra, ni los intereses del capital”, adelantó Roulet para concluir que el resultado económico será negativo en 5,8 dólares por hectárea.

Artículos destacados