“Si el Gobierno decide emitir, no habrá acuerdo social que logre controlar la inflación”

El economista hizo un repaso de las principales variables de la coyuntura económica y se refirió a la incidencia de las expectativas en la formación de precios y al pacto que pretende impulsar el próximo presidente Alberto Fernández

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

invitado a cerrar la Jornada Abierta de Actualización y Networking con motivo del 80º Aniversario de Comercio y Justicia, el economista Martín Tetaz hizo un repaso de las principales variables de la coyuntura y se refirió a la incidencia que tienen las expectativas en la formación de precios y al acuerdo económico- social que pretende impulsar el próximo presidente Alberto Fernández.
“Todo proceso económico parte de decisiones de agentes, consumidores, vendedores, inversores, ahorristas; todos toman decisiones con base en lo que pasó pero sobre todo en función de lo que creen que va a pasar. Y lo que creen que va a pasar es una cuestión de expectativas. Si yo voy a encarar un desarrollo inmobiliario y lo voy a vender de aquí a dos años, no me importan las condiciones actuales; me importan las condiciones del mercado de aquí a dos años, es decir, tengo que tomar decisiones hoy pero con base en las expectativas que tengo de lo que va a pasar en dos años”, refirió.
“Si fuera productor de, por ejemplo, panes dulces para este verano y los importo ¿a qué precio voy a venderlos? ¿al precio de reposición de hoy o al precio de reposición que creo que van a haber después de que asuma Fernández, si tengo miedo de que haya una devaluación? Si yo tengo incertidumbre del valor que va a tener el dólar el 6 de enero, cuando se me acaben los panes dulces y tenga que renovar la mercadería, yo voy a poner el precio en función del costo que voy a tener para reponerlo el 6 de enero. Entonces al precio lo aumento hoy, no el 6 de enero y lo que genero es una autoprofesía cumplida”, se explayó.
¿El dólar a 60 fue una autoprofesía cumplida?, preguntó Comercio y Justicia, a lo que Tetaz indicó: “Claramente. Si Alberto dijo ‘si gano quiero un dólar más caro’, la gente no va a esperar a que asuma para comprar dólares, la gente, sabiendo que el dólar va a aumentar, va a tratar de conseguir el dólar lo más barato posible”.

Según relató, el proceso de inflación es la velocidad de los precios. “Para que los autos ganen velocidad necesito combustible en el tanque, pero para que el auto frene no me alcanza con levantar la pata del acelerador, ni con cortar el pase de combustible al motor, necesito pararme arriba de los frenos e incluso va a haber algo de inercia aún. Para eso es útil el acuerdo social, es decir, el acuerdo social es para frenar la inercia. De todos modos, para frenar la inercia también tengo que sacar el pie del acelerador, porque si hago el acuerdo y de todas formas sigo pisando el acelerador, el motor revienta”, graficó.
En ese sentido, aseveró: “Si se sigue echando leña al fuego mientras alguien está tratando de apagarlo, va a ser más difícil que pueda apagarlo. Yo lo que necesito es que el país vaya encontrando el equilibrio fiscal y vaya encontrando la forma de financiar un déficit que sea razonable y que el mundo esté dispuesto a financiar con la forma de financiamiento tradicional con la que se financian todos los países de la región, sin necesidad de emitir sistemáticamente una gran cantidad de dinero”.
Según aseguró, ésa es “la condición número uno para parar la inflación”.
Asimismo, relató que es posible no emitir gran cantidad de dinero ya que el Gobierno de Mauricio Macri va a terminar con medio punto del Producto Bruto de déficit primario. “Si se logra resolver el tema de los vencimientos de deuda, no va a haber mucha necesidad de emitir el año que viene. Ahora, si se quiere aumentar 20% la jubilación y se quiere ir por otro lado, van a tener que emitir porque no va a tener financiamiento que pueda sostener eso, con lo cual, si deciden emitir no va a haber acuerdo social que pare la inflación”, sentenció.
Consultado respecto de lo que puede llegar a decidir el próximo Gobierno respecto de las retenciones impuestas a los productos agrícolas, Tetaz indicó que cuando se habla con los economistas que trabajan actualmente con Fernández y tienen chances de acompañarlo en el Gobierno, se refieren a que habrá retenciones pero no control de exportación.

“Se puede suponer con eso que los Roe y todos estos mecanismos que le hicieron tanto daño al sector productivo en años anteriores no van a volver. Pero sí creo que, mínimamente, aplicarán una actualización de las retenciones, llevándolas de cuatro a seis por ciento debido a la devaluación”, indicó.
Asimismo, reconoció que hay un debate sobre la posible unificación de las retenciones, “lo que representaría una marcha atrás con respecto a lo que hizo este Gobierno de eliminar las de trigo y maíz. Creo que, tal vez, más que subir el nivel de retenciones global hacen una unificación en este sentido. Y, quizá, no quiero dar ideas, pero quizá que al sector exportador cárnico que le está yendo tan bien… El Gobierno tiene la ventaja de que el marketing y la imagen pública del campo es deficitaria, por decirlo de algún modo, lo que le facilita el camino de aplicar una medida con la que recauda mucho y significa poco costo político. No soy optimista, yo creo que el Gobierno va a usar las retenciones, aunque todavía no sabemos de qué forma”, concluyó.

Artículos destacados