Según el Indec, los industriales están más pesimistas

Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos confirmaron ayer el pesimismo y las dudas de los industriales del país, tal como lo expresaron también durante el reciente coloquio realizado en Córdoba. Según el organismo, en junio se triplicó el porcentaje de empresarios que prevé despidos en los próximos meses y más que se duplicó la proporción que espera caídas en la demanda interna. También hubo fuertes muestras de pesimismo en las expectativas respecto a importaciones, exportaciones, horas trabajadas y utilización de la capacidad instalada.
Ya durante el II Coloquio Industrial realizado esta semana los empresarios locales y nacionales manifestaron sus pocas expectativas sobre el futuro del país. La máxima expresión de ese pesimismo se divulgó a través de las manifestaciones de dos de sus principales dirigentes a nivel nacional, Héctor Méndez -titular de la Unión Industrial Argentina (UIA)- y Luis Pagani -de la Asociación Empresaria Argentina (AEA)-.

Durante su visita, Méndez señaló que el de Cristina Kirchner “es un gobierno que no nos asusta más” y lo responsabilizó de haber impulsado una injerencia del Estado sobre el sector privado. Por su parte, Pagani instó al Gobierno a “tomar nota” de los pronósticos “pesimistas” de los empresarios y reclamó “señales claras” respecto “a qué país esperar en el mediano y largo plazo”. A pesar de las dudas que existen sobre el organismo, el Indec recogió este malestar empresario en su encuesta cualitativa industrial de junio, divulgada ayer. De acuerdo con los datos oficiales, el mes pasado se triplicó el porcentaje de firmas que prevé reducir su personal durante los próximos meses: mientras en mayo sólo 3,7% preveía una baja en su planta de trabajadores, en junio fue el 10,9% de las empresas.
Las consideraciones respecto al ritmo de la demanda interna en los próximos meses también revelaron el estado de ánimo de los industriales: en tanto que en mayo 10,3% preveía una baja en sus ventas, el mes pasado 26,4% calcularon una caída de la demanda.

Pronósticos empresarios igualmente pesimistas se apreciaron también respecto a importaciones, exportaciones y horas trabajadas.
Mientras en mayo 19,1% de las firmas preveía una caída en sus importaciones totales en los próximos meses, en junio esa posición se extendió a 27,8% de las compañías.
Asimismo, si en mayo 15,5% de los empresarios calculó una baja en sus exportaciones, un mes después el porcentaje de industriales con ese pronóstico subió a 31,1%.
Por último, si en el quinto mes del año 14,5% de las firmas estimó una caída en las horas trabajadas para los próximos meses, en el sexto mes, 22,8% previó una disminución.
Si bien no puede dejarse de lado que el pesimismo empresario reflejado por el Indec fue relevado durante junio -el mes de las elecciones legislativas-, las opiniones de los principales referentes industriales durante los últimos días revelaron que se trata de un malestar y un estado de reclamo que se profundizó durante los últimos meses.

Mejora en junio

Las perspectivas empresarias contrastaron con la leve mejora de la actividad registrada en junio: tras cinco meses de caída, el Estimador de la Actividad Industrial (EMI) registró una suba interanual de 1% en términos desestacionalizados. De todas maneras, respecto al mes anterior tuvo una caída de 0,6%.
Un análisis en perspectiva indicó que durante los primer

Artículos destacados