Según el FMI, la crisis costará US$ 4,1 billones

En su “Informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial”, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó ayer que la crisis global costará hasta 2010 más de 4 billones de dólares al sistema financiero mundial, cifra que duplicó las previsiones efectuadas en enero.
El organismo calculó esa cifra a través de la suma de las pérdidas por depreciación de los activos financieros estadounidenses (2,712 billones de dólares), europeos (1,193 billones) y japoneses (149.000 millones). Estos números indican lo que debieron y deberán soportar las instituciones financieras, a causa de la caída del valor de los activos que garantizan sus créditos.

“El sistema financiero global sigue estando bajo un marcado estrés, frente a una crisis que concierne a las familias, las empresas y los bancos, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes”, indicó en su informe, que por primera vez incluyó los datos de los mercados extra-americanos.
Según advirtió el FMI, los “colchones” de capital de los bancos están en peligro, lo cual los llevaría a mermar el otorgamiento de préstamos. Por eso, el volumen de crédito total podría caer en el corto plazo en Estados Unidos, Reino Unido y la zona del euro y, según auguró el organismo, tardar años en recuperarse.
Por último, el informe del FMI señaló que los bancos necesitarán más fondos para superar las amortizaciones previstas y para restablecer la confianza de los inversores.

REDUCCIÓN
Según el FMI, esta revisión de sus estimaciones de enero y el planteo de un costo cada vez mayor para el sistema financiero respondió al empeoramiento de las perspectivas de crecimiento a nivel mundial.

Reclaman la recapitalización bancaria con fondos públicos

Ante el sombrío panorama planteado, el FMI apuntó sus pedidos de auxilio a los Estados, para que profundicen las tareas de rescate de las instituciones financieras. En los términos del organismo, los Gobiernos deberán inyectar capital en los bancos e incluso nacionalizarlos, en vista de que las entidades no podrán captar dinero privado en las actuales condiciones de los mercados.
En el documento se indicó que “sin una limpieza de los balances de los bancos con títulos comprometidos, acompañada por una reestructuración y -donde resulte necesario- una recapitalización, persistirá el riesgo de que los problemas de los bancos influencien negativamente las actividades económicas”.

El FMI señaló la necesidad de drásticas medidas de intervención en el sector bancario y financiero.
Los analistas del Fondo señalaron en su informe que “las condiciones para una inyección de capital público deben ser muy exigentes”, y que, según las necesidades, “se podría volver necesaria una nacionalización temporánea” de las entidades financieras.

Para el organismo, “la actual incapacidad de atraer capitales privad

Artículos destacados