“Se instalaron plantas, se invirtió, pero hoy Córdoba no produce bio”

Moretta. El dirigente confirmó que ya ha habido reuniones con funcionarios de los gobiernos Nacional y Provincial para tratar las necesidades del sector.

El titular de la entidad que agrupa a los agroindustriales de esta rama, explicó que la última suba en las retenciones dejó sin rentabilidad a las empresas, que actualmente están sin trabajar. Además, recalcó la necesidad de que se avance en materia legislativa.

En el marco de significativos avances, como son las exenciones impositivas a la producción de biocombustibles con destino al mercado interno (19%) y a la generación de energía eléctrica (22%), Comercio y Justicia dialogó con el presidente de la Cámara de Agroalimentos y Biocombustibles de la Provincia de Córdoba (Cabiocor), Walter Moretta, quien habló de la paradoja de una Córdoba pionera en la generación pero sin producción.

-Córdoba es pionera en la generación de bio al 100%, que es el biocombustible puro, e incluso la primera cámara que se conformó en el país fue la nuestra. Pero hoy la realidad es que no estamos produciendo pese a que se instalaron las plantas y se invirtió. El contexto, la realidad hizo que ese esfuerzo inicial no pudiera sostenerse en el tiempo.

-¿Qué sucedió?
-El decreto de 2013/2014 del Gobierno nacional, que modificó el porcentaje de retenciones a las exportaciones de 5 a 32% para la premezcla, hizo que la rentabilidad de las plantas cayera de manera radical, dejando sin competitividad a las pymes. Se rescindieron los contratos -principalmente los que había con Chile- y desde ese momento las pymes localizadas en Córdoba están sin producir. Como cámara hemos presentado una propuesta que está en instancia de la firma del ministro Axel Kicillof, en la que solicitamos que se retrotraiga la modificación arancelaria sólo para aquellas pequeñas plantas que producen hasta 180 toneladas de extrusado y prensado al día. Esta medida traería más alivio. Estamos esperando que se apruebe y se firme.

-¿Qué se podría esperar?
-El sector tiene un potencial muy grande pero hoy por hoy estamos en un estado de espera de resultados. Poseemos la materia prima, que es la soja para la producción de aceite; poseemos las plantas que procesan esa soja y que extraen el aceite; tenemos también las plantas fabriles que tienen la inversión necesaria para obtener el bio al 100%; poseemos técnicos especializados que han hecho funcionar y han testeado el funcionamiento de motores con bio a 100%, pero aún nos falta un camino por recorrer que es la legislación. En eso estamos trabajando.

-¿Qué es lo que les falta en materia legislativa para que se pueda aplicar el bio a los motores?
-Hoy está probado que cualquier vehículo nuevo o motor diesel con el agregado del B100 funciona perfectamente. Ocurre que no está legislado para que se utilice este combustible, con lo cual se pierden las garantías de los motores si se usara. Hay que legislar a nivel provincial y nacional. Es una tarea que debemos hacer para el futuro.

-¿Es tarea del Congreso o se requiere algo técnico?
-No, lo técnico ya está probado.
-La idea es que se pueda ofrecer bio al público en general?
-En principio es que los productores agropecuarios puedan utilizarlo en sus camionetas, tractores, cosechadoras a partir de distintos sistemas de comercialización con las plantas que producen el aceite y posteriormente el bio.

-¿Eso no se está realizando?
-Cuando se arrancó con esta iniciativa, por la que se instalaron la mayor cantidad de plantas en la provincia de Córdoba y en Argentina, fue ésa la idea: transformar la materia prima en expellers y aceite; el aceite transformarlo en bio y destinarlo al consumo propio. Hoy, si bien para pequeñas pymes hay algo que se puede hacer, todavía no está bien clara en la aplicación.

-En síntesis, ¿Córdoba no está produciendo?
-No, no está produciendo bio a 100%. Sí lo hace Santa Fe, La Pampa y también Santiago del Estero. Todo eso se destina al corte de combustible.

-La reciente exención impositiva, ¿puede ayudar a que resurjan las plantas cordobesas?
-De hecho es una buena noticia porque las plantas que están produciendo aceite tienen ahora un respiro. De todas maneras, hay que seguir trabajando en el mercado interno. Lo que más estamos necesitando es que se estabilicen los valores de exportación de expellers, que es el primer producto a partir del primer prensado de la soja, y que se reacomoden los temas del aceite con destino a bio o a exportación.

-¿Cuántas plantas hay?
-Cuando arrancamos en Cabiocor teníamos un plan quinquenal con el que preteníamos llegar a 2012 con 50 plantas instaladas. Eso ha sido superado largamente porque a la fecha en Córdoba hay entre 90 y 100 plantas. Nos está faltando dar un paso más en materia legislativa, para lo cual hace falta trabajar con los gobiernos.

Decreto vs. negocios con Chile y Uruguay
En 2013 sumaron más de 800 millones de dólares

El martes 3 de diciembre de 2013 se publicó en el Boletín Oficial el decreto por el cual se incrementaron los derechos de exportación de una serie de productos agroindustriales, los que pasaron de tener una retención efectiva de 2,95% (derecho de 5% con un reintegro de 2,05%) a otra de 32%. Según se explicó en el sitio especializado valorsoja.com, el primer producto perjudicado por la medida fueron las mezclas de expeller de soja con maíz destinadas a Chile y Uruguay, producto que en 2013 sumó exportaciones (a ambos países) por un valor FOB de más de 10,2 millones de dólares. También se incluyó el pellet de cáscara de soja, la mayor parte del cual se destinaba a la Unión Europea. Se trata de un negocio que el año pasado generó ingreso de divisas por más de 308,2 millones de dólares.

El tercer producto comprendido, también esportado a Chile y Uruguay, es alimentos balanceados elaborados en base a expeller de soja y soja desactivada. Éstos, en 2013, sumaron más de 564,2 millones de dólares.

Artículos destacados