Se duplicó desde 2003 el ingreso de calzado importado

La importación, fundamentalmente de Brasil y China, constituye uno de los principales problemas de varios sectores industriales y se profundizó a partir de la creciente devaluación del real. En el caso del calzado, el ingreso de productos extranjeros pasó en los últimos cinco años de 18 a 35 millones de pares, según los datos manejados por la Cámara de la Industria del Calzado de Córdoba. De esta manera, el volumen de las importaciones alcanzaría este año 35% del consumo nacional, estimado en 100 millones de pares.
“El ingreso de calzado importado es el problema más importante que tenemos en el sector. Con los costos que tenemos en Argentina no podemos competir con Oriente o Brasil”, indicó Miguel Hames, titular de la Cámara. En nuestra provincia el impacto de esta situación es importante, dado que el calzado congrega a 10 mil trabajadores en 240 fábricas, ubicadas fundamentalmente en el Gran Córdoba.

Para proteger el sector el Gobierno nacional implementó licencias no automáticas de importación, un mecanismo que busca retrasar el ingreso de los productos al mercado interno, ya que los empresarios que pretendan importar deberán solicitar autorización al Ministerio de Economía.
Si bien Hames reconoce la relevancia de esta medida, explica también que “el calzado entra igual porque las empresas que importan se organizan, esperan 60 días la autorización y luego ingresan. Ya están preparadas para sortear ese mecanismo”.
Para frenar el ingreso de productos del exterior, desde hace algunos años los empresarios del sector gestionan ante el Gobierno una reserva de mercado para la producción nacional, una medida que garantize cierta cantidad de pares para el calzado local. También solicitan el establecimiento de cupos de importación y que puedan importar solamente los productores.
“En nuestra industria no queremos necesariamente protección, sino tratar de competir en igualdad, con países que tengan las mismas condiciones que nosotros -comenta Hames-. Hoy ningún país del mundo puede competir con China, pero sí con Brasil, donde la industria del calzado tiene muchos beneficios impositivos”.

Comité de crisis

En otro orden, la Provincia convocaría nuevamente para esta semana al comité de seguimiento de la crisis.
El ámbito, integrado por los ministros de Industria, Roberto Avalle, y de Agricultura, Carlos Gutiérrez, por representantes de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) y de las dos CGT, continuará con el análisis de la situación en el sector productivo local tras el impacto de la crisis.
En tanto, esta semana también continuaría el análisis por parte del Gobierno provincial de posibles medidas para incentivar el consumo en momentos de desaceleración económica.
El tema, anticipado por este medio, reunió la semana pasada al ministro Avalle y a los titulares de la Cámara de Comercio de Córdoba y de Fedecom, quienes advirtieron sobre una caída en las ventas de hasta 50 por ciento -en función del rubro de actividad-.

Artículos destacados