Se disparó el costo de la construcción y empresas denuncian quiebre de contratos

En abril creció 9% y suma 44,2% interanual, traccionado por la paritaria de la Uocra. La aceleración de los costos del sector puso en alerta a las empresas contratistas de obra pública provincial que advirtieron del impacto en la ecuación económico-financiera de los vínculos. Reclaman agilizar redeterminaciones. El ministro Testa admite situaciones específicas y dice que trabaja en alternativas.

El incremento en los costos de la construcción, que en abril experimentaron una clara aceleración respecto a meses anteriores, impactó de lleno en la actividad del sector y particularmente en las empresas contratistas de obra pública de la provincia, algunas de las cuales denunciaron el quiebre de la ecuación económico-financiera producto de la falta de actualización de los valores de los trabajos adjudicados por el Estado.

Efectivamente, según datos de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, en abril, el Índice del Costo de la Construcción (ICC) mostró un aumento de 9%, sumó 19,1% en lo que va del año y 44,2% en la medición interanual. La suba de abril se asentó en el fuerte incremento del rubro Mano de obra, que sufrió un ajuste de 17,74% producto del acuerdo paritario con la Unión Obrera de la Construcción (Uocra). Con todo, también el rubro Materiales mostró una fuerte alza, en este caso de 3,17%.

Ambos ítems explican prácticamente la totalidad del índice.

Si bien el rubro Mano de obra es, en algún sentido, estacional toda vez que en abril impactó de lleno el primer escalonamiento del acuerdo salarial alcanzado por la Uocra, en el caso de Materiales los incrementos muestran de manera mas cabal la evolución integral del indicador.

Ese rubro inició el año con fuertes aumentos: 4,37% en enero, 6,67% en febrero, 4,02% en marzo y 3,17% en abril. Anualizada, la suba fue de 40,1%.

La desaceleración que mostró en el año parece acompañar el Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNu) que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), aunque en un escalón más alto en el caso de la construcción.

Por lo demás, el indicador de Córdoba mostró un resultado parecido al que midió Indec para ese concepto en las últimas horas: 7,5% en abril y 33,9% interanual. Llama la atención la diferencia en el rubro Mano de Obra, que se rige por una paritaria nacional. En el caso de Córdoba, la suba fue de 17,7% para abril. Para el Indec fue de 11,5%.

Con el incremento de abril, el ICC para Córdoba determinó que el valor del metro cuadrado de construcción se ubicara en 5.536,67 pesos, frente a los 5.077,73 del mes anterior. El indicador se refiere a una vivienda tipo de 50,25 m2, con cocina-comedor, dos dormitorios y baño.

Contratistas, en alerta
En ese marco, las empresas contratistas de obra pública de la provincia advirtieron de la complicada situación por la que atraviesan producto del incremento en los costos y la falta de actualización en tiempo y forma de los valores. En ese marco, algunas ya elevaron respectivas presentaciones ante la Dirección de Arquitectura y de Vivienda, alertando sobre el quiebre de la ecuación económico-financiera de los contratos. La situación, aunque en menor medida, también se verifica en la Dirección Provincial de Vialidad.

Fuentes del sector recordaron a Comercio y Justicia que, por norma vigente, los contratos de obra sólo permiten ajustar 90% de los montos involucrados. El otro 10% se mantiene sin cambios a lo largo del tiempo.

En ese marco, las empresas, al momento de presentar los presupuestos para cotizar una obra, le “cargan” una estimación de ese costo que se mantendrá sin cambios.

Ocurre que buena parte de las obras, principalmente las que dependen de Vivienda, se termina ejecutando -en el mejor de los casos- en plazos que triplican o cuadruplican los originales, con lo cual ese 10% que se mantiene congelado impacta fuerte con el correr de los meses y particularmente en un escenario inflacionario. A ese aspecto debe sumarse que la polinómica de variación de costos no refleja fielmente el movimiento real de esas variables, alertaron los empresarios.

Para completar, recordaron que las redeterminaciones de precios que se disparan cuando los costos suben por encima de 10%, recién se autorizan meses después mediante resoluciones oficiales. Una vez que se publican esas normas, se activan los ajustes pero con valores muchas veces de hasta un año atrás, cuando se activó la redeterminación. De hecho, el miércoles pasado en el Boletín Oficial aparecieron sendas resoluciones de la Dirección de Arquitectura, aprobando redeterminaciones a julio de 2013 de trabajos en establecimientos escolares.

Las empresas enroladas en la Cámara de la Construcción ya solicitaron agilizar plazos y reconsiderar costos.

El ministro de Infraestructura, Hugo Testa, admite que en períodos de fuerte alza de costos se generan situaciones puntuales. “Estamos analizando cada caso y vamos a intentar agilizar los expedientes aunque hay que respetar los pasos administrativos de cada redeterminación”, indicó a este medio.

El alza también golpeará cuotas de desarrollos
inmobiliarios

La suba del costo de la construcción impactará de lleno en las cuotas que abonan quienes suscribieron contratos para la compra de departamentos atados a esa variable.
“En el caso de fideicomisos al costo, la suba de índice incide directamente en el valor de la cuota”, admitió a Comercio y Justicia Horacio Parga, integrante de la Cámara de Desarrollistas Urbanos (Ceduc) y titular de Edisur.

“Hay otros desarrollos cuya cuota está atada a una tasa determinada y que probablemente sea negativa (en términos reales) en función de la suba del costo de la construcción”, señaló.

Artículos destacados