Se desbarrancó la confianza de industriales metalúrgicos

La confianza de los industriales metalúrgicos de la provincia cayó fuertemente en abril respecto de la última medición realizada por la consultora MKT para la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba (CIMCC).
De esta manera, el Indice de Confianza Empresaria del sector cayó un 40% en relación con el nivel que tenía en diciembre, y un 33% con respecto al registrado en el primer cuatrimestre de 2007.
En tanto, la percepción que se tiene en la actualidad de la situación económica nacional respecto a la que había hace seis meses, empeoró en un 51,9%. Mientras, la percepción de cómo está la situación económica provincial cayó 40,7%, también respecto a seis meses artás.
Por otra parte, las expectativas de situación económica futura (dentro de 6 meses) cayó menos en ambos casos, pero descendió más la referida a la economía nacional (38.3% a menos) que la que tiene que ver con la economía provincial (26% por debajo).
En el mismo sentido, el panorama que perciben los empresarios metalúrgicos cordobeses para los próximos tres años se deterioró desde finales de 2007. Se incrementaron así los porcentajes que consideran muy probable o bastante probable que en los próximos tres años se produzca un estallido inflacionario (pasó de 48,3% de las respuestas en noviembre de 2007 a 72,7% en abril de 2008); que se dé una recesión (pasó de 32,5% a 58,2%) y que haya una crisis energética (pasó de 66,7% a 76,4%).
Al mismo tiempo, cayeron las expectativas de incrementos de producción, empleo y rentabilidad de las empresa. El porcentaje que cree que su producción se incrementará durante este año cayó del 48,3% en noviembre de 2007 al 20% en abril de 2008. El índice referido al empleo descendió de 35% a 14,5% y el referido a rentabilidad bajó del 20% al 8,2%. Las expectativas de rentabilidad en tanto, muestran un marcado deterioro: el 64,5% considera que su rentabilidad caerá durante este año, siendo el porcentaje más alto en la historia del observatorio metalúrgico.
Al respecto, Sergio Recchia, vicepresidente de la CIMCC reflexionó: “Estamos empezando a ver una parte de la película que ya vimos en 2001. Se está dando un crecimiento salarial y de precios de las materias primas descontrolado y estamos perdiendo nuestra competitividad en manos de Brasil, China y otros países”.
“La solución -aseguró el dirigente- pasa por hacer una gran concertación nacional donde tanto sindicatos, empresas y Estado fijemos pautas de trabajo, establezcamos metas y logremos frenar este proceso inflacionario que nos está comiendo a todos”.
“Estamos con mucho miedo de que se repita la crisis de 2001. La diferencia de entonces a ahora, es que en este momento hay dinero y con dinero se pueden arreglar rápidamente”, concluyó Recchia.

Artículos destacados