Se acelera flexibilización del secreto bancario en Uruguay

Busca ajustarse a los requisitos internacionales y salir del status de “paraíso fiscal”. Podría levantarse por el pedido de una autoridad competente de otro país.

Aunque se trata de una iniciativa que el gobierno frenteamplista impulsa desde principios de año, durante las últimas semanas se aceleraron las negociaciones con la oposición para consensuar un proyecto que pueda ser aprobado por el Parlamento antes de fin de año, y de esa manera apurar la salida de Uruguay de la lista de “paraísos fiscales” difundida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La decisión impactará mucho en Argentina, pues se estima que cerca de 25% de los depósitos en moneda extranjera en el vecino país corresponde a no residentes, argentinos en un importante porcentaje.

El gobierno uruguayo avanza a toda velocidad en un acuerdo con la oposición para aprobar un proyecto tendiente a flexibilizar el secreto bancario. El oficialismo, si bien cuenta con mayoría en ambas cámaras, pretende un amplio apoyo para la iniciativa y por eso está realizando una serie de concesiones al texto original.

Se cuenta con la ventaja de que la mayoría de los sectores políticos acuerda en la necesidad de mejorar la imagen de Uruguay en el mundo, pues consideran que el país fue injustamente incluido en listas que lo consideran “paraíso fiscal”.

Cambios en danza
En la actualidad, el secreto puede ser levantado en Uruguay exclusivamente por un juez ante una denuncia penal por fraude.

La iniciativa oficial pretendía flexibilizarlo al punto de que pudiera ser levantado si un magistrado aceptaba un pedido del organismo recaudador ante la sospecha de evasión fiscal. El proyecto original también otorgaba 30 días a la Justicia para pronunciarse y, en caso de no hacerlo, se consideraba automáticamente levantado.

También preveía levantarlo cuando existieran solicitudes expresas y fundadas por parte de la autoridad competente de un Estado extranjero, en el marco de convenios internacionales ratificados por ambos países.
Pero el proceso de negociaciones con la oposición en el Parlamento ha ido modificando el texto original. Se estima que se extendería el plazo para que la Justicia resuelva y que se exigiría que su pronunciamiento fuera explícito. Además, la decisión del magistrado sería apelable.

La oposición flexibilizó las pretensiones oficiales y solicitó la creación de juzgados especializados en materia tributaria; el pronunciamiento expreso del juez sobre el levantamiento a pedido del organismo recaudador; y una serie de condiciones bajo las cuales este organismo puede formular el pedido.

Importancia en Argentina

El debate en Uruguay es también importante para Argentina, pues muchos ahorristas locales depositan su dinero en entidades del otro lado del Río de la Plata, en un porcentaje del orden de 25% de los depósitos en moneda extranjera.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, éstos totalizaban en el pasado mes de agosto cerca de 13.500 millones de dólares, de los cuales algo más de 3.000 millones correspondían a personas no residentes.
De todos modos, cuando se comenzó a ventilar la posibilidad de que se flexibilizaria el secreto bancario, se estancaron las colocaciones en Uruguay por parte de no residentes, que en los últimos meses se han mantenido sin cambios, mientras durante 2008 y 2009 crecían a un ritmo de 20% anual.

Artículos destacados