Schiaretti y Mestre, prestos para salir al mercado externo

La Provincia alista una emisión por US$1.096 millones mientras que el municipio, algo más rezagado, saldrá a colocar bonos por hasta US$150 millones. Tanto el gobernador como el intendente habían supeditado el éxito de la gestión de fondos al acuerdo que pusiera fin al default, que esta madrugada avanzó en un trámite clave en el Congreso.

La sanción por el Congreso del proyecto que habilita el pago a los fondos buitre (holdouts), si bien previsible ya en los últimos días, fue celebrada por los ejecutivos Provincial y Municipal, de cara a la inminente salida al mercado externo para procurar fondos por casi 1.250 millones de dólares, en conjunto.

Anoche, fuentes de ambas administraciones ratificaron a Comercio y Justicia su postura favorable a ese paso clave en el Congreso para avanzar en la salida del default selectivo en el que se encuentra Argentina y poder retornar al mercado externo de capitales, tanto el país como los Estados subsoberanos.

De hecho, tanto el gobernador Juan Schiaretti como el intendente Ramón Javier Mestre defendieron públicamente el acuerdo que impulsa la administración de Mauricio Macri.

En esa línea, ayer el mandatario provincial dijo que estaba “convencido de que, a partir de la ley que espero hoy (por ayer) sancione el Estado (sic) y le permita a la Argentina salir del default, vamos a tener las posibilidades de inversión del mundo y los créditos necesarios para hacer las obras públicas que han sido postergadas durante mucho tiempo”.

Más allá de los detalles del acuerdo, el interés de ambos apunta a lograr las mejores condiciones para fondearse fuera a una menor tasa y a largo plazo.

En ese marco, la Provincia es la que está más avanzada. Por lo pronto, ya cuenta con el aval de la Legislatura para tomar deuda. Además, ya contrató al Banco de Córdoba como agente organizador y se encuentra en proceso de calificar la emisión. Una vez estructurado el bono, concretará un road show para promover el instrumento en los principales mercados.

Claro que eso ocurrirá luego de que Argentina cierre el frente con los fondos buitre, hecho que, según el juez neoyorkino Thomas Griesa, deberá ocurrir el 14 de abril próximo -aunque esa fecha no es un plazo fatal-.

Como fuere, la Provincia aseguró días atrás a este medio que la idea era “estar listos” para salir al mercado ni bien se cierre el acuerdo con los buitres y en tanto las condiciones de la plaza lo ameriten. La idea de la Provincia es “hacer la punta” a sabiendas de que serán varios los distritos federales y los municipios que saldrán a buscar fondos en el exterior.

En todo caso y descontando un acuerdo con los holdouts, la salida se concretará más temprano que tarde.

La Provincia necesita los fondos. Por un lado, 596 millones de dólares para rescatar anticipadamente los Boncor 2017, ahora con un bono a más largo plazo y con una tasa al menos cuatro puntos porcentuales por debajo del 12 por ciento anual que pagó por aquellas colocaciones de 2009 y 2010.

Por otro, requiere de 500 millones de dólares para afrontar el ambicioso plan de obra pública lanzado y por anunciarse, además de para pagar otros pasivos cuya especificación no se informó.

Mestre también va por dólares
El caso de la Municipalidad de Córdoba es similar al de la Provincia aunque los tiempos no son los mismos.

Por lo pronto, el proyecto de ordenanza que autoriza al Departamento Ejecutivo a tomar los fondos recién tiene media sanción del Concejo Deliberante. La segunda lectura se concretará sólo la semana próxima.

Una vez lograda esa autorización se procederá a estructurar el o los bonos, según el caso.

El Ejecutivo descartó, en principio, trabajar en tamdem con la Provincia y realizar un road show en conjunto, por ejemplo.

“Son volúmenes de deuda muy disímiles y ellos vienen más adelantados”, señaló una fuente del Palacio 6 de Julio.

En el caso del municipio, la deuda servirá para cancelar otros pasivos financieros -en principio los bonos ya emitidos- y para afrontar el plan de obra pública que el secretario de Economía, Hugo Romero, ya esbozó días atrás en su exposición en el Concejo Deliberante.

Al igual que la Provincia, la comuna también apunta a lograr financiarse a una tasa accesible y a largo plazo, en principio de hasta 96 meses. Mientras tanto, toma deuda en el mercado doméstico mediante Letras del Tesoro, a una tasa anual por encima de 36 por ciento en pesos, según la última colocación de esta semana.

Artículos destacados