Salvo Iveco, las terminales vuelven a trabajar a pleno

La sede local de Volkswagen retomó ayer sus tareas en la planta de cajas MQ250 que permanecía paralizada desde el 19 de diciembre pasado debido a la falta de demanda externa. De esta forma, la terminal de la empresa alemana recuperó el nivel de actividad luego de que la planta MQ200 mantuviera su producción aun en plena crisis.
El acuerdo, alcanzado entre el Smata y la empresa y rubricado la semana pasada, incluye a los 750 operarios suspendidos de la primera de las plantas, que trabajarán hasta el 30 de junio, aunque con una reducción horaria de ocho a seis horas y una leve quita salarial. Esa misma situación incluirá a los operarios de la otra planta.

Al respecto, el secretario Gremial del Smata, Daniel Miranda, aseguró a Comercio y Justicia que el regreso de los trabajadores a la planta de MQ250 se produjo ayer, aunque recién comenzarán a producir en mayo.
“Hay que poner (la planta) en condiciones. Estuvo parada cuatro meses”, recordó.
El retorno a la actividad se produjo tras arduas negociaciones entre las partes y luego de mejorar la demanda externa de Brasil y México.
Mientras tanto, todos los operarios percibirán un subsidio de 600 pesos mensuales dispuesto por la Nación a través del denominado Programa de Recuperación Productiva (Repro).
En tanto, siguen sin prosperar las propuestas de retiro voluntario implementadas por la empresa. Tampoco ha tenido mayor éxito la apertura de un régimen de pasividad aunque, según admitió Miranda, ya hay 20 trabajadores adheridos a partir de una mejora en la propuesta inicial.

El dirigente gremial recordó que la empresa pretende desprenderse de 250 operarios, posición que mantiene pese al acuerdo alcanzado.
Con la recuperación del nivel de actividad, VW se sumó al resto de las automotrices locales que ya trabajan con buen ritmo.
Fiat realiza desde hace días atrás horas extra en tanto que Renault opera con normalidad, en ambos casos como consecuencia de la mayor demanda del mercado brasilero.
Diferente es el caso de Iveco. La terminal, que fabrica camiones, continúa con suspensiones de tres semanas por mes.
“Probablemente este mes se trabajen dos semanas, pero la situación aún no repunta”, indicó Miranda, quien dijo que todavía no hay mayor incidencia de la línea de créditos anunciada para ese rubro por el Gobierno nacional.

STOCK
Iveco tiene un stock de camiones superior a las mil unidades en su planta de Córdoba, por ahora sin posibilidad de comercializar, debido a la falta de demanda para ese capital de trabajo.

Artículos destacados