Sale la promoción industrial, pero no entusiasma

De no mediar un inconveniente extraordinario, la Legislatura provincial se encamina a aprobar esta tarde el nuevo Programa de Promoción y Desarrollo Industrial de Córdoba, que tendrá una vigencia de cinco años. La iniciativa prevé exenciones impositivas y subsidios para estimular las inversiones de las micro, pequeñas y medianas empresas -tipificadas de acuerdo con la clasificación de la Nación- y surgió tras varias rondas de reuniones de intercambio entre los legisladores, funcionarios provinciales y las asociaciones industriales locales. Consultadas por Comercio y Justicia, las organizaciones empresariales consideraron que “es importante” una normativa que apoye al sector, pero no expresaron grandes expectativas con respecto al proyecto oficial, porque consideran que deja afuera algunas cuestiones “fundamentales” -como el financiamiento de las empresas- y consolida la carga de Ingreso Brutos sobre la industria.
El gobernador Juan Schiaretti prometió este plan de promoción industrial en febrero, durante la apertura de las sesiones legislativas. El proyecto respeta los lineamientos de la ley anterior, pero incorpora algunas novedades, como incentivos especiales para las industrias radicadas en el norte y oeste de la provincia. Prevé además favorecer de manera especial a las empresas que implementen proyectos con los fines de modernización e innovación en productos y procesos, protección del medio ambiente y conformación de grupos asociativos.
El programa tendrá una duración de cinco años y la autoridad de aplicación será el Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo de la Provincia.

Los beneficios
Para acceder a los beneficios, las empresas deberán presentar un proyecto que persiga algunos de los fines mencionados. Aquéllas que propongan iniciativas tendientes a la modernización o innovación en productos y procesos, deberán comprometer una inversión igual o superior a 20% del total de activos fijos -excluídos inmuebles, instalaciones y rodados.
Aquí reside uno de los cambios introducidos en la Unicameral, porque la idea original del Ejecutivo era que la inversión requerida fuera mayor. “Se bajó sustancialmente la demanda de capital para acceder a los beneficios, una demanda de varias cámaras empresarias y de la oposición”, comentó Dante Heredia, titular de la comisión de Economía, Presupuesto y Hacienda de la Unicameral.
La presentación de un proyecto modernizador o innovador permitirá a las empresas acceder a una exención por 10 años de los impuestos sobre Ingresos Brutos, de Sellos e Inmobiliario (en realidad, del incremento generado por la actividad promovida); un subsidio por cinco años por cada nuevo trabajador que contraten por tiempo indeterminado (400 pesos los dos primeros años, $300 el tercer año y el cuarto y $200 el quinto año); y un subsidio por cinco años de los consumos eléctricos incrementales, con excepción de las empresas electrointensivas (25% los dos primeros años, 15% el tercer año y el cuarto y 10% el quinto año).
Para las empresas que realicen inversiones en activos fijos, el programa prevé una exención por el término de 10 años de los impuestos provinciales; y el subsidio por cinco años por cada nuevo trabajador que contraten por tiempo indeterminado, ya mencionado.
Las empresas que implementen acciones vinculadas con la protección del medio ambiente gozarán de una exención por el término de 10 años del Impuesto de Sellos y otra exención del Inmobiliario (de cinco años si la intervención se realiza para adecuar procesos o

Artículos destacados