Roggio analiza denunciar cambios en el contrato de slots tras ajustes tributarios

La Compañía de Entretenimientos y Turismo (CET), subsidiaria del Grupo Roggio, advirtió sobre las consecuencias de las modificaciones tributarias impulsadas por el Ejecutivo provincial sobre los ingresos de la firma al tiempo que denunció públicamente que los cambios dispuestos “conspiran” contra el contrato de concesión vigente.
Así lo indicó Sergio Muzi, apoderado de la compañía, en el marco de su exposición en la comisión de Economía como participante de la audiencia pública para discutir el proyecto de Presupuesto, Código Tributario y Ley Impositiva anual para 2009.
Muzi abrió la exposición recordando los cambios introducidos en agosto pasado tras sancionarse en la Unicameral la ley 9505. Puntualmente, el artículo 16 de la norma habla de la integración del Fondo para la Asistencia e Inclusión Social y en el apartado C hace referencia a que una de las fuentes de financiamiento de esa partida será un aporte del cinco por ciento proveniente de las máquinas tragamonedas.

En tanto, el artículo 18 de la normativa hace referencia a la forma en que, en este caso CET, deberá recaudar los montos exigidos.
El apoderado de la compañía denunció luego que se pretende modificar el artículo 16, particularmente en lo referido al cálculo del tributo que ahora será sobre los premios, dato anticipado oportunamente por Comercio y Justicia.
“Se va a producir un efecto directo sobre los ingresos brutos de la compañía que son la base sobre la que se paga el canon” a Lotería, advirtió Muzi, que luego de alertar sobre la disminución de apostadores producto del cambio aplicado en agosto último, denunció modificaciones en el contrato vigente.
“(El cambio) produce una modificación de los ingresos previstos en la concesión (…) conspira contra lo previsto en el propio pliego y tiene un efecto directo en la concesión”, concluyó Muzi.
Si bien el apoderado evitó luego profundizar con este diario, quedó en evidencia que CET buscaría un cambio en el contrato vigente, al menos morigerar el impacto del nuevo tributo sobre las tragamonedas. De hecho, este medio pudo conocer días atrás la “preocupación” de la compañía por la fuerte caída en las apuestas tras la aplicación de la imposición que ahora se percibirá cada vez que la máquina otorgue un premio.
En ese marco, fuentes consultadas advirtieron sobre el plan de inversiones de la empresa que aún debe afrontar la construcción de un nuevo hotel ubicado en Villa Carlos Paz.

En rigor, la empresa y la Provincia analizan desde hace tiempo la posibilidad de incrementar el parque de tragamonedas, dato confirmado ya a mediados de año por fuentes de ambas partes.
Desde el Ejecutivo aseguran que cualquier ampliación estará vinculada a los pedidos que existan desde los diferentes municipios del interior provincial.
Al respecto, fuentes de la compañía aseguraron que las solicitudes no provienen tanto de localidades nuevas sino de aquellas que ya disponen de slots y que pretenden sumar nuevas máquinas al parque.
De acuerdo con el contrato oportunamente modificado por la Legislatura, CET puede disponer de hasta tres mil máquinas. Pero el cambio dejó abiertas dos interpretaciones: por un lado si se consideran “puestos de juego”, la concesionaria ya estaría al límite máximo permitido aunque si se contabilizan las slots propiamente dichas, aún tiene un remanente de unas 400 máquinas por incluir.<br /

Artículos destacados