Restricciones «tempranas, transitorias y localizadas» para desacelerar la curva de casos

Se hizo hincapié en la importancia de las próximas tres semanas para contener el avance del virus

Según los datos de anoche, 163 personas murieron y 20.870 fueron reportadas con coronavirus en 24 horas, escenario en el cual el Gobierno nacional y los gobiernos provinciales se encuentran evaluando la situación y nuevas medidas para contener el avance de la segunda ola de la pandemia.

En este marco, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, ofreció en horas de la mañana de ayer una conferencia de prensa en Casa Rosada para detallar la situación que atraviesa el país. 

En tanto, por la tarde, la funcionaria también expuso ante la comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados de la Nación sobre la evolución del coronavirus en el territorio.

En la conversación con los periodistas de primera hora del martes, Vizzotti destacó la importancia de realizar un «esfuerzo concreto» durante las próximas tres semanas ante la segunda ola de coronavirus, que «ya es un hecho», y sostuvo que la intención es generar ese margen para poder vacunar a la mayor cantidad de personas de los grupos de riesgo.

Vale señalar que, según las cifras informadas por la funcionaria, durante la última semana pasaron de 48 a 85 la cantidad de departamentos que se encuentran en «alto riesgo» epidemiológico, con lo cual se pasó de 12 millones a más de 25 millones la cantidad de personas que vienen en las áreas más comprometidas en el marco de la pandemia.

Según entienden en la cartera sanitaria, el escenario que se vive en el país se da «unas semanas más tarde» que en el hemisferio norte y en el resto de la región, donde ya existe «tensión y sobrecarga» del sistema de salud.

Por ello, durante la «ventana» de tres semanas que se avecina, se necesita «un esfuerzo más grande para bajar la transmisión del virus y vacunar a quienes tienen más riesgo», según dijo ayer Vizzotti.

Aunque evitó brindar detalles sobre las medidas que pueden tomarse en los próximos días, la ministra de Salud las diferenció de las del año pasado, cuando la pandemia llegó al país.

Fue en ese sentido que anticipó restricciones «tempranas, transitorias y localizadas» para desacelerar la ascendente curva de casos.

«Nuestro sistema de salud no es el de 2020; tiene 50% más de camas y 60% más de respiradores» pero «cada caso» que se evite «va a ser importante para no tensionarlo».

La estrategia, que fue abordada también durante la tarde de ayer en una reunión encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto a autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y buscará bajar la circulación viral con el menor impacto en la economía y en la presencialidad escolar, al tiempo que se da tiempo a la vacunación para disminuir internaciones y mortalidad, según trascendió.

Vizzotti destacó, sin embargo, que ya se inmunizó a 90 por ciento del personal de salud en todo el país con una dosis y a más de 50% de los mayores de 80 años.

En ese sentido, aunque aclaró que el criterio de distribución de vacunas sigue siendo el de la proporcionalidad entre las provincias, la funcionaria explicó que se estudian ajustes que permitan atender situaciones puntuales, como una mayor cantidad de personas con población de riesgo que habiten en un mismo lugar.

Por otra parte, Vizzotti dijo entender que «la población está esperando información» y destacó que «en estas semanas» se ha observado el acatamiento a las recomendaciones, especialmente la «de no viajar al exterior».

Por ello, insistió en la necesidad de mantener protocolos y cuidados, desde el control de aforo en bares, pasando por el respeto de las cuarentenas en las personas consideradas contacto estrechos, hasta la ventilación de los ambientes.

En tanto, la ministra ratificó que son «normas que están vigentes» y que son las jurisdicciones las que deben avanzar en ese control.

Provincia

Particularmente en Córdoba, la Mesa Provincia-Municipios de Seguimiento Sanitario de Córdoba se reunirá mañana para analizar eventuales medidas sanitarias ante el crecimiento de casos positivos de coronavirus en algunas localidades, luego del pedido de algunos intendentes y jefes comunales que solicitan “restricciones nocturnas” para evitar los eventos clandestinos.

Hasta ayer, ya contabilizaban 12 las localidades del interior que adoptaron medidas sanitarias restrictivas por el aumento de casos de covid-19. Mientras tanto, siete de los departamentos provinciales presentaban “alto riesgo epidemiológico”, incluyendo a ciudad de Córdoba.

Sé el primero en comentar en "Restricciones «tempranas, transitorias y localizadas» para desacelerar la curva de casos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados