Relanzan plan de viviendas ahora con menos beneficios

El Gobierno nacional anunció el relanzamiento de los planes de viviendas que para Córdoba incluirán la construcción de 16 mil unidades.
Se trata en rigor de una reconversión del Plan Federal II que el ex gobernador José Manuel de la Sota convirtió en el denominado Hogar Clase Media tras aportar fondos extras a los nacionales.
De todas formas, esta remaque que en parte será financiada con fondos de Anses, tendrá características diferentes del plan original.
Por lo pronto, la mitad de las viviendas tendrán un costo de 80 mil pesos, 44 metros cubiertos y podrán ser financiadas por los adjudicatarios hasta en 25 años.
En cuanto a las otras ocho mil, serán solventadas por fondos del presupuesto nacional, cuatro mil de las cuales comenzarán a ejecutarse en el corto plazo.
Las viviendas del Hogar Clase Media, licitadas en su mayoría, eran unidades de mayor superficie y podían cancelarse en un plazo mayor.
El plan anunciado ayer por la presidenta Cristina Fernández (también anticipó la emergencia agropecuaria) fue bien recibido por la Cámara de la Construcción. No obstante, el titular de la Delegación Córdoba, Mario Buttigliengo, advirtió que la imposibilidad de redeterminar precios en un contexto de incertidumbre como el actual podía atentar contra las ofertas, pese a tratarse de obras de no más de 50 viviendas y edificarse en un plazo de 10 meses.
“El tema de los precios topes funcionará como un techo para los valores pero creo que el problema puede llegar por la imposibilidad de redeterminar precios”, indicó a Comercio y Justicia Buttigliengo, quien ayer participó de los anuncios en la Quinta de Olivos.
En cuanto al financiamiento de Anses, será por $ 640 millones a 15 años de plazo, al 9% anual con garantía de fondos Fonavi.
Las obras podrán realizarse por administración municipal sin licitación. Asimismo, deben cumplimentar calidad de normas mínimas de viviendas de interés social y el plan no prevé la financiación de nexos de infraestructura.
El anuncio de la jefa de Estado incluyó la construcción de 58.250 viviendas que, además de Córdoba, beneficiarán a las provincias de Buenos Aires y de Chubut.
En ese marco, Cristina Fernández aseguró que con el proyecto “llegamos a 360.000 soluciones habitacionales desde el inicio de este proyecto político, el 25 de Mayo de 2003”.
Asimismo, indicó que la medida “dará un gran impacto a la actividad económica y social” al considerar que la construcción “dinamiza y multiplica el empleo”.
Señaló asimismo que la construcción “es la madre de la industria” y refirió que con el proyecto “damos respuesta a quienes todavía no tuvieron la suerte de tener una casa”, que ahora se podrá lograr “con el ahorro de los trabajadores argentinos, que fueron recuperados para la Administración pública”.
Cristina reservó un párrafo para el jefe de Gabinete, Sergio Massa, a quien aludió de manera indirecta. Es que, recordó la jefa de Estado, en otras épocas “se financiaban obras lujosas que no tenían necesidad de recurrir al financiamiento” y señaló que los ahorros públicos “deben estar orientados a tener una mayor multiplicación hacia los sectores de menores ingresos”. La referencia aludía al uso de fondos de Anses para proyectos como Nordelta, financiados durante la gestión de Massa al frente de ese organismo.

Artículos destacados