Refinanciar cuotas de las tarjetas de crédito tiene hasta 40% de interés

Las personas que tienen que refinanciar las cuotas de las compras realizadas con tarjetas de créditos tienen que pagar tasas de interés compensatorio cada vez más elevadas que, en algunos casos, trepan hasta 40%, según el Banco Central (BCRA).

De acuerdo con los datos dados a conocer por la entidad para el último trimestre, el interés promedio para los valores mínimos se ubicó en septiembre en 33,1%, y para los valores máximos en 39,8%,promediando 36,5%.

De esta manera, los costos de financiación de saldos compensatorios se incrementaron casi cuatro por ciento en promedio respecto de marzo pasado.

La tasa de intereses compensatorios por financiación de saldos se aplica sobre el resto impago entre la fecha de vencimiento y la fecha de pago, expresada en tasa nominal anual.
A esos intereses debe sumarse la respectiva alícuota del IVA que los usuarios de tarjetas tienen que abonar cada vez que refinancian sus cuotas.

“Para optar por una tarjeta de crédito hay que tener en cuenta la tasa de interés compensatoria que cobran las empresas emisoras, pero también otros costos asociados a su utilización”, advirtió el informe del Central.

“El usuario debe también analizar el seguro de vida sobre los saldos financiados, los gastos administrativos por confección y envío del resumen y aquéllos por renovación anual del plástico, así como las comisiones que cobran por el retiro de efectivo”, se indicó.

Otras variables a considerar son las comisiones cobradas por superar el límite de compra, que es determinado generalmente por el nivel de ingresos del cliente. Asimismo, influyen el costo de tarjetas adicionales y los requisitos para la contratación de la tarjeta, como nivel de ingresos y edad máxima.

Por tratarse de un producto crediticio, toda tarjeta tiene un límite de financiación y/o de compra, el cual depende de la política de cada banco y de la calificación del cliente.

Cabe destacar que en el resumen de cuenta mensual se detalla, junto con el saldo de deuda y las compras realizadas, entre otros conceptos, el pago mínimo, es decir el importe que se deberá cancelar para evitar la aplicación de intereses punitorios.

Otros gastos

Para las tarjetas de crédito para consumo en el país, el seguro de vida cobrado en promedio fue de 0,3% en septiembre, cuando para los valores mínimos fue de 0,2%, y para los máximos, de 0,4%.

En cuanto a los gastos administrativos, promediaron 7,3 pesos, mientras que para los valores mínimos el promedio fue de 6,26 pesos, y para los valores máximos de 9,61 pesos.
Los gastos de renovación anual en promedio fueron $39,09, alcanzando un costo de 21,43 pesos para los valores mínimos y 56,75 para los máximos.

Algunos bancos prevén la bonificación de ese cargo para algunos casos, como cuando el cliente renueva su tarjeta por primera vez o supera un monto determinado de consumo anual.
Según el BCRA, entre los intereses compensatorios cobrados por los bancos por consumos realizados en el país y en el exterior con tarjetas de crédito "no se observan diferencias significativas" así como tampoco en los seguros de vida ni en gastos administrativos".

Los ingresos mínimos requeridos fueron, en promedio, 753 pesos para tarjetas de uso local exclusivamente, con una alta concentración de entidades que exigen hasta 1.000 pesos.

En tanto, los ingresos mínimos requeridos por las tarjetas que permiten también efectuar gastos en el exterior promedian 1.112 pesos, y m&aac

Artículos destacados