Recaudación del país crece el triple que los envíos a Córdoba

Desde fines del año pasado, las finanzas provinciales sufren el impacto de la crisis internacional, que se manifiesta mediante la retracción en el ritmo de crecimiento de la recaudación propia y, sobre todo, por la merma en los fondos provenientes de la coparticipación. En ese sentido, en julio se profundizó un horizonte ya difícil para las provincias: el mes pasado, la recaudación nacional tuvo el peor desempeño de 2009, con una suba interanual de 10,2%, pero en el mismo período los fondos coparticipados crecieron tan sólo 3,3%. El difícil panorama se agrava por el comportamiento del Fondo Federal Solidario –que prevé la distribución de 30% de las retenciones a la soja-, que en julio repartió el monto más bajo desde su creación: 340 millones de pesos.
La influecia de la crisis internacional en la recaudación nacional pegó directamente en las transferencias por coparticipación, principal fuente de recursos de las provincias. Según la consultora Economía y Regiones, durante julio la coparticipación aumentó 3,3% en términos nominales, pero cayó en términos reales debido a la inflación, más allá del índice que se considere. El mes pasado, los fondos coparticipados llegaron a 6.080 millones de pesos, apenas 195 millones más que en el mismo período de 2008, pero 558 millones (-8,4%) por debajo de lo presupuestado.

Si julio fue un mes malo para el fisco nacional, que dejó el incremento interanual más bajo del año (10,2%), fue aún peor para las provincias, porque los fondos por coparticipación crecieron a un ritmo muy inferior por el mal desempeño de Ganancias –que mostró el peor registro desde abril de 2006- y del IVA aduanero, impuestos con impacto sobre los fondos transferidos. En líneas generales, mientras los gravámenes no coparticipables crecieron interanualmente 19% el mes pasado, los coparticipables lo hicieron 4%. Así se explica que la retracción en los fondos girados a las provincias sea mayor que la sufrida por la recaudación nacional global.
En ese marco, de acuerdo con el estudio de Economía y Regiones, los fondos coparticipados a la Región Centro crecieron interanualmente 2,6%, aún menos que el promedio nacional, y Córdoba logró un incremento de 3%, apenas por debajo de la media.
La fuerte desaceleración de las transferencias a la provincias se produjo desde la intensificación de la crisis económica, en octubre de 2008, mes desde el cual hasta la fecha se registró un crecimiento promedio en las transferencias de 11,9%, mientras que en igual período de un año atrás lo hizo 30%.

Un agravante de la situación es la mala perfomance del Fondo Federal Solidario, que si bien es muy importante para muchas provincias, no mostró desde su creación el rendimiento esperado. Este mecanismo para distribuir 30% de lo recaudado por las retenciones a la soja repartió en abril 394 millones, pero a partir de allí fue cayendo mes a mes, hasta llegar a 340 millones en julio, a raíz de la merma en las exportaciones.
Según las estimaciones de Economía y Regiones a partir del comportamiento que mostró hasta ahora, este Fondo podría distribuir 3.233 millones al año entre las provincias, la mitad de lo esperado por el Gobierno nacional, que previó repartir 6.500 millones.

Artículos destacados

DICIEMBRE