Reacomodo: devaluación del yuang favorece el comercio de Argentina

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio Argentino-China, Ernesto Fernández Taboada, afirmó que -como consecuencia de la devaluación del yuan respecto del dólar- para Argentina será más caro importar productos chinos pero a la vez se generará mayor atractivo para nuestras exportaciones.

“Para Argentina, importar productos de China será más caro porque los precios suben a nivel internacional”, precisó. Sin embargo, afirmó “para ellos será más barato importar, así que es un mercado cada vez más interesante para nosotros”.

“Es el segundo cliente de Argentina a nivel mundial y se perfila la posibilidad de ser el primero en el futuro, no solamente por el aceite y el poroto de soja, porque ya estamos vendiendo otros productos, como aceite de girasol y de oliva, cuero y lana”, apuntó.

En cuanto a las exportaciones argentinas a ese destino sostuvo que “cada año se suman más productos” y ejemplificó al indicar que “en 2009 hemos triplicado las ventas de vino tinto a China, no sólo a granel sino también embotellado”.

“La población china cada año tiene mejor nivel de vida y se incorpora más gente de los sectores rurales a los urbanos, gente que trabaja con mejores sueldos y que quiere comer, vestirse y distraerse de forma más diversificada”, agregó el empresario.

En relación con los productos oleaginosos pronosticó un “aumento interesante porque a pesar de ser el primer productor mundial de soja, China no alcanza a producir cien por ciento de lo que demanda su población”.

Artículos destacados