RAC: suba salarial de 35,6%; ya analizan ajuste de peajes

El aumento se aplicará en dos tramos y es ocho puntos porcentuales mayor que el logrado el año pasado. La suba marca un indicio de cómo puede evolucionar el resto de las paritarias futuras. La empresa presentaría en los próximos días un pedido de aumento de tarifas para recomponer su ecuación de costos, calculada antes de la devaluación.

La empresa Caminos de las Sierras, concesionaria de la Red de Accesos a Córdoba (RAC), acordó una suba salarial para sus trabajadores de 35,6% escalonado en dos tramos.

El acuerdo fue confirmado a Comercio y Justicia por Gustavo Rossi, titular de Uecara, gremio que nuclea a los más de 400 empleados de la concesionaria.

Según indicó Rossi, la suba incluirá un primer tramo de 20% desde octubre y otro 13% con los sueldos de abril, porcentajes que, acumulados, dan un alza de 35,6%, que se ubica ocho puntos porcentuales por encima del logrado en la paritaria anterior -15% más un segundo tramo de 11%-.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

La mejora lograda respecto al último convenio es una señal respecto a cómo pueden evolucionar las negociaciones salariales que se vienen, por caso la de los empleados públicos.

Es que si bien Caminos de las Sierras es una sociedad anónima, la Provincia tiene más de 98% del capital. El resto está en manos de la empresa Boetto y Butigliengo.
El convenio salarial con Uecara vence el 31 de octubre próximo.
En rigor, la diferencia es que los estatales y la mayoría de las paritarias privadas cerraron luego de la devaluación por lo que, en parte, “sinceraron” cifras.

Por lo demás, el aumento acordado acelera los plazos para un incremento en las tarifas de los peajes de la RAC. De hecho, el último incremento se produjo el primer día de enero de este año y se ubicó entre 25% y 100%, aunque en este último caso sólo en la ruta 36, en el tramo entre Altos Fierro y Río Cuarto, tarifas que hasta entonces manejaba la concesionaria designada por la Nación.

El aumento fue diseñado a partir de costos previos a la devaluación por lo que, más allá del incremento salarial, la Provincia considera que ya los valores de los peajes estaban atrasados. Con todo, ahora dependerá de una decisión política la determinación del aumento.

El otro problema será el tema del “cambio”. Es que hoy los peajes se ubican entre 5 y 10 pesos. Cualquier aumento debería requerir monedas o billetes de dos pesos como vuelto, salvo que las subas sean de 50% y de 100%, porcentajes ciertamente contundentes para un aumento.

Con todo, existen alternativas que podrían aplicarse. De hecho, podrían profundizarse los beneficios para el uso del CUIS, implemento electrónico que permite una carga previa y que se utiliza para el paso automático por las barreras habilitadas a la derecha de las cabinas.
En tanto, también podría activarse un mecanismo que ya se utiliza en diferentes autopistas, por caso en algunos ingresos a la ciudad de Buenos Aires: tarifas diferenciadas según los horarios de circulación.

En ese marco, una posibilidad sería incrementar la tarifa fuertemente en horario pico y dejarla sin aumento en otros segmentos del día.

La ecuación a los efectos de los ingresos de la concesionaria podría tener efectos similares a la aplicación de un aumento uniforme de los peajes pero que requiriera contar con cambio para poder dar vuelto a los usuarios.

 

Artículos destacados