RAC: aprueban transferencia de acciones de Impregilo a la Provincia

La Legislatura aprobó ayer el proyecto de ley que avala la transferencia accionaria del grupo italiano Impregilo  a la Provincia, en el marco de la concesión de la Red de Accesos a Córdoba (RAC) a la empresa Caminos de las Sierras.

De esta manera, la Unicameral despejó uno de los escollos principales para habilitar el traspaso de acciones que, de acuerdo con el convenio suscripto por las partes, debería concretarse mañana. No obstante, aún resta un dictámen de Defensa de la Competencia para destrabar la acción. La autorización no había llegado hasta anoche, según admitió a Comercio y Justicia una fuente consultada.

La transferencia de la mayoría del paquete accionario de  Caminos de las Sierras a la Provincia fue el corolario de una compleja y larga negociación con Impregilo. Los italianos iniciaron un reclamo administrativo luego de la caída de la convertibilidad, para recomponer la ecuación económico-financiera de la concesión.

El reclamo se dilató en el tiempo sin respuesta concreta, por lo que la compañía resolvió abandonar la concesión y entablar dos demandas, una en los tribunales locales y otra ante el tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi), por 250 millones de dólares.

La Provincia entabló entonces una decidida acción para intentar acordar con la compañía y frenar el juicio.

Finalmente, las partes acordaron la salida de Impregilo y el ingreso de la Provincia a la concesión.

El acuerdo
Esa decisión de adquirir las acciones, sumado al reconocimiento de una deuda que reclama Impregilo y que pagará la concesionaria con parte de los ingresos por peajes, engloba un total de 76 millones de dólares, pagaderos en ocho años con una tasa de 9 por ciento anual.

A cambio, Impregilo desistirá de las acciones judiciales entabladas, entre ellas la vinculada con el Ciadi, por 250 millones de dólares.

En tanto, la Provincia avanzará en un plan de obras por más de 200 millones de pesos, a ejecutarse en un plazo no mayor de dos años.

La intención oficial es que la Provincia encabece la concesión por un tiempo para luego desprenderse del capital accionario, situación que podría ocurrir a fin de año o comienzos del próximo. Mientras tanto, la idea es avanzar con un nuevo marco para la concesión que incluya un horizonte viable para el negocio, más allá de quien lo encabece. En ese análisis figura un esquema de actualización de las tarifas de peaje de manera periódica y a partir de una minuta de costos que dispare el ajuste.

Artículos destacados