Proyectan un parque eólico para Río Cuarto

El holding ya realiza mediciones de vientos en un campo del sur provincial. Estima inyectar 25 megavatios al sistema

La empresa Electroingeniería analiza invertir 70 millones de dólares para la puesta en marcha de un parque de energía eólica en la zona sur de la provincia.

La intención fue admitida a Comercio y Justicia por el gerente de Relaciones Institucionales, Carlos Bergoglio, quien confirmó que la posible inversión se radicaría en un campo de más de 300 hectáreas situado a pocos kilómetros de la ciudad de Río Cuarto.

El proyecto, que recién está en una etapa embrionaria, es el primero de su tipo en la provincia. Es que, salvo el caso de EPEC que ya cuenta con mediciones de vientos en la zona de Achiras, en el límite con la provincia de San Luis, no existen iniciativas de sectores privados vinculadas al tema.

“Es un proyecto que recién se inicia”, reveló Bergoglio, quien en el marco de una recorrida por la central en construcción Atucha II, anticipó que ya se sondearon potenciales inversores para financiar la iniciativa.

“La idea es obtener el financiamiento de algún potencial inversor y no descartamos asociarnos y operar en el sistema”, indicó. De confirmarse, Electroingeniería sumaría una nueva unidad de negocios, en este caso en el mercado de la generación eléctrica.
La intención de la compañía es colocar al menos 15 molinos para generar energía eólica. El valor estimado asciende a 2,5 millones de dólares por megavatio. La inversión que inicialmente resulta por demás onerosa respecto a la capacidad de generación, surge rentable a partir de la legislación vigente y de la reciente reglamentación que remunera con un valor extra el megavatio generado a través de parques eólicos.

De hecho, a fines del año pasado, Enarsa lanzó la licitación del Programa de Generación de Energías Renovables (GenRen), cuyo resultado fueron 48 propuestas en las distintas energías ofrecidas. El total de lo ofertado sumó 1.367,7 megavatios, sobre un cupo propuesto de 1.015 megas. Para el sector eólico, las propuestas totalizaron 1.132 Mw frente a un cupo de 500 Mw, con tarifas que oscilaron entre 119 y 175 dólares (88 y 130 euros) por Mwh, y plazos de instalación de los aerogeneradores marcados entre los 330 y 1080 días.Las empresas que ofertaron para parques eólicos fueron IMPSA Wind, Emgasud, Eurnekian, Invap y PAE (Panamerican Energy), y la española Isolux. Pescarmona presentó 10 propuestas, mientras que Emgasud e Isolux hicieron cuatro cada una. Los contratos de compra del GenRen prevén la compra de energía durante 15 años, que se estima es el plazo de recuperación de las inversiones. Para la decisión final se evaluarán la tarifa de energía solicitada, el tiempo de obra, la capacidad de las usinas y el componente local de equipos y mano de obra.

Central Nuclear
Atucha II costará US$2.000 millones y estará concluida a fines del año que viene

(Lima, Buenos Aires) La central nuclear de Atucha II, ubicada en la localidad bonaerense de Lima y con capacidad para generar 692 megavatios, estará operativa en el segundo semestre de 2011 y la conclusión de la obra desde su reanudación tendrá un costo final de unos dos mil millones de dólares.

El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por el director del Proyecto Atucha II, José Luis Antúnez, quien también es vicepresidente de Nucleoeléctrica de Argentina SA (NASA), sociedad estatal que administra y opera las centrales nucleares en el país.
La obra, que en rigor se inició en 1980 y que luego de sucesivas paradas se retomó decididamente en 2006, está en una etapa avanzada y con más de 5.500 operarios en plena tarea.

Los trabajos están hoy en manos de las empresas Electroingeniería, Techint y la firma Iecsa, mientras que el reactor, las turbinas y los transformadores fueron provistos por Siemens, aunque adquiridos en el marco del proyecto original, en la década del 80.

En tanto, Antúnez indicó que la parada de la central de Embalse, en la provincia de Córdoba, se concretará en 2012 una vez que caduque su vida útil y con Atucha II ya en marcha. En el caso de Embalse, se buscará prolongar su vida útil, previa parada de unos dos años.

Por Alfredo Flury

Artículos destacados