Provincia retuvo coparticipación y complicó aún más al Municipio

La Municipalidad de Córdoba recibió ayer el depósito simbólico de un peso en concepto de coparticipación por la primera quincena de junio, luego de que la Provincia debitara de las remesas, además de los aportes habituales, fondos para cubrir la exigencia del Apross por el pago del medio aguinaldo aún pendiente.
El dato, confirmado por el propio Municipio mediante un comunicado, complicó sorpresivamente la marcha de las cuentas públicas que, paradójicamente, ayer habían recibido la inyección extra de $10 millones correspondientes a un monto que remitió el Gobierno nacional a modo de subsidio.
La situación volvió a poner en duda el pago en tiempo y forma del medio aguinaldo.
Según se informó, de los $13,3 millones que el Municipio esperaba recibir, sólo ingresaron $12 millones a partir de la menor performance de los tributos coparticipables.
De ese monto, la Comuna debía recibir unos $4,5 millones netos luego de los descuentos de rigor, entre ellos los pagos periódicos por deudas calzadas a plazo y en algunos casos ingresadas en el Pacto Fiscal.

No obstante, recibió el depósito de “un peso” principalmente a partir del pago a la obra social Apross en concepto del adicional por el medio aguinaldo, además del débito de 1,6 millones de pesos por el adelanto de coparticipación otorgado por la provincia en diciembre pasado.
“El débito está bien hecho aunque no esperábamos el descuento para el Apross que suma $3,6 millones”, se sinceró una fuente consultada, quien reconoció que ahora “se complicó” el pago del sueldo anual complementario.
De todas formas, las autoridades de Economía aguardarán los últimos registros de recaudación propia (mañana vence la prórroga del Inmobiliario) para, números en mano, fijar un cronograma de pago de sueldos y medio aguinaldo que conforman un monto bruto de $32 millones.

Auditará la UNC

La Municipalidad firmará en las próximas horas un acuerdo con la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) para realizar una auditoría de las cuentas públicas.
La intención oficial es que el relevamiento de los números se concrete desde enero próximo y hasta mayo inclusive, como forma de explicitar a partir del “análisis de un tercero” el verdadero estado de las cuentas y los porcentajes de gasto destinados a cada área en particular.

Artículos destacados