Provincia negocia colocar el Boncor en constructoras y reactivar obra pública

El Gobierno analiza un original mecanismo de cancelación de deudas a empresas constructoras con acreencias por obras públicas impagas, que involucra la adquisición del Boncor 2017, el título que la Provincia emitirá a ochos años de plazo para tomar fondos destinados a infraestructura, entre otros fines.

El mecanismo, todavía en análisis, debería cerrarse antes de fin de mes, fecha que el Banco de Córdoba estima como tope para salir a colocar el título luego del fallido intento anterior, a comienzos de septiembre último. De acuerdo con datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, el lunes último se concretó una reunión entre funcionarios del Córdoba, del Ministerio de Obras y Servicios Públicos y representantes de empresas nucleadas en la Cámara de la Construcción.

Fuentes consultadas señalaron que, en ese marco, se analizaron “alternativas” para cancelar las deudas que la Provincia mantiene con las constructoras por certificaciones impagas, cuyo monto no trascendió.

Una de las posibilidades que se barajaron contempla que el Banco de Córdoba otorgue un préstamo a las compañías cuyo repago estaría garantizado con los certificados impagos por parte de la Provincia.

El fondeo que obtengan las empresas sería utilizado para tomar un tramo del Boncor 2017 con el compromiso implícito por parte de la Provincia de, una vez obtenido el dinero producto de la colocación del título, cancelar las certificaciones de obra impagas.

Doble ganancia
El esquema en análisis tendría un “doble beneficio”. Por un lado, la Provincia colocaría parte del título entre inversores privados y, por otro, las empresas podrían hacerse a la vez de los montos adeudados por obra pública impaga.

“De esta forma se pondría en marcha un círculo virtuoso y se reactivaría al menos en parte la obra pública”, reveló una de las fuentes contactadas. En cualquier caso, la negociación debería resolverse en el corto plazo.

Es que, según indicaron fuentes del Ejecutivo, la idea es salir al mercado con el bono antes de fin de mes.

De cualquier manera, la Provincia ya admitió que difícilmente pueda colocar más de 30 por ciento de los 150 millones de dólares del Boncor entre inversores privados. El resto lo tomaría el propio Banco de Córdoba para luego intentar negociarlo en el mercado.

En rigor, la entidad financiera ya giró fondos a la Provincia a cuenta de la emisión del título.

La operatoria, anticipada días atrás por este medio, aparece oficializada en las notas a los estados contables al 30 de junio último.

Según trascendió, el Banco llegó a girar más de 400 millones de pesos a la Provincia para permitir el pago de sueldos y jubilaciones, aunque luego ese “descubierto” se canceló.

La alternativa está avalada por el Banco Central. La autoridad monetaria ya habilitó el “waiver” (dispensa) para que el Córdoba pueda otorgar el adelanto a la Provincia.

Artículos destacados