Profundizan medidas de protección de la industria

El Gobierno nacional sigue fiel a su política proteccionista y profundiza la tendencia con medidas que alcanzan, en esta ocasión, el sector juguetero y petrolero.

Así se desprende de las nuevas barreras antidumping aplicadas por el Ministerio de Industria y Turismo, a cargo de Débora Giorgi, para la importación de equipos para la industria petrolera provenientes de China y Rumania; y de las nuevas trabas que recayeron sobre la importación de juguetes de origen brasileño, fijadas desde la Secretaría de Comercio Interior que dirige Guillermo Moreno.

Éstas se suman a la política cambiaria encarada desde el Banco Central, que ubica a Argentina entre uno de los pocos países en el mundo (junto a Australia, Inglaterra, China y la Unión Europea) que devaluaron su moneda nacional respecto del dólar estadounidense (el peso cayó 9,94% respecto de un año atrás), con miras a favorecer las exportaciones y el consecuente incremento en el ingreso de divisas que sostienen el superávit comercial.

La primera de las nuevas imposiciones aplicadas por el Gobierno consiste en el establecimiento de barreras antidumping para la importación de equipos para la industria petrolera provenientes de China y Rumania, pese a las quejas oficiales del gobierno chino, el cual reclamó durante el fin de semana a Argentina que respete los acuerdos comerciales firmados en el año 2004.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

La barrera antidumping fue impuesta contra un conjunto de transmisión apto para equipo de bombeo de pozos petrolíferos originarios.

La misma resolución, para el caso de la importación de estos productos desde Rumania, acepta el compromiso de precios al que ofreció vender la exportadora, se indicó oficialmente.
La medida lleva la firma de la ministra Giorgi y tiene una vigencia de cinco años a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

Una vez oficializada, la decisión se aplicará específicamente al conjunto de transmisión sobre base estructural compuesto por reductor, bielas, viga- balancín, contrapeso y torre.
La segunda da cuenta de la suspensión por parte de Guillermo Moreno de dos medidas que simplificaban la validación del ingreso de juguetes brasileños. La secretaría fundamentó la necesidad de eliminar “asimetrías” en el comercio con Brasil, a raíz de la adopción de medidas “unilaterales” por parte de ese país.

Por tal motivo, determinó la suspensión de las disposiciones 300 y 506, de 2000, relacionadas con la certificación de requisitos de seguridad de juguetes, dispuestas por la Dirección Nacional de Comercio Interior.

En el ámbito oficial se indicó que la medida fue adoptada debido a que “se ha perdido el equilibrio de los intereses de las partes, quebrándose así el principio de reciprocidad que debe regir en este tipo de acuerdos”.

Por ello, y alegando asimetrías en el comercio bilateral, las autoridades argentinas dispusieron que la suspensión regirá “hasta tanto se restablezca ese equilibrio”.

La decisión se conoce sobre el comienzo del último mes del año, período cuando se observa mayor nivel de ventas de juguetes con motivo de las fiestas de Navidad y Año nuevo.
Según se indicó oficialmente, en 2007 el gobierno del vecino país modificó de “forma unilateral” la normativa común y dispuso condiciones diferenciales, lo que fue definido como “discriminatorio”.

Artículos destacados