Productores cordobeses de azafrán proyectan exportar a gran escala

Un grupo de emprendedores cordobeses que hace un par de años comenzaron a producir y comercializar azafrán en el país, buscan tentar y sumar productores para abastecer la comercialización a gran escala, tanto en el mercado interno como externo.
“Actualmente estamos conformados por 90 productores, de los cuales un 60% somos cordobeses y el resto de otras provincias argentinas, que queremos llegar a los cien para constituir una asociación de marca de origen protegido (DOP) que nos permita multiplicar la producción, envasar y exportar” comentó a Comercio y Justicia, Diana Pertile, productora de azafrán y una de las fundadoras de la iniciativa.
Con la premisa de potenciar estas acciones que alienten la producción de azafrán en Latinoamérica, el grupo llevará a cabo la "Primera Jornada Latinoamericana de Productores de Azafrán" que tiene por finalidad continuar el proceso de capacitación del cultivo, reproducción y comercialización del producto.
La intención de los organizadores es que, a lo largo del evento que tendrá lugar el 18 de abril en el Hotel Crown Plaza de la comuna de San Miguel, los presentes puedan interiorizarse sobre las potencialidades de desarrollo del negocio, tanto en el mercado interno como en el exterior.
“En todo el circuito nacional contamos hoy con 600 mil bulbos, y a partir de estas acciones de captación y crecimiento, el objetivo es producir 10 millones de bulbos en los próximos tres años” comentó Pertile, quien explicó que “el azafrán no se reproduce por semilla, sino a través de los bulbos que tienen un costo muy elevado”. Para este tipo de emprendimiento, la unidad mínima rentable es de 2 mil metros cuadrados, para ganar aproximadamente unos $ 48 mil anuales con una inversión inicial de $ 6 mil (que implica la compra de alrededor de 1.200 bulbos que alcanzan para 100 metros cuadrados, y que en 2 o 3 años superan los 2 mil metros). Los bulbos argentinos provienen de la provincia de Mendoza y en Córdoba se cultivan en zonas serranas bajas como Potrero de Garay, La Bolsa y San José de la Quintana. “La idea es seguir creciendo año a año, para llegar a tener suficiente producción para poder pensar en exportar en forma directa”. En la actualidad, el grupo inició la comercialización de bulbos a Ecuador por aproximadamente 40 mil euros y tiene planeado desembarcar en Bolivia a mediados de abril, con un pedido de 25 mil euros. “Una vez que podamos incrementar nuestra producción vamos a comenzar a exportar en gran escala priorizando a nuestros socios americanos para luego abrir el juego hacia otras latitudes” agregó la empresaria, quien comentó que ya tienen un pedido de Dinamarca por 300 kilos mensuales.
El precio del azafrán alcanza cifras extremas en todo el mundo, y hoy el kilo directo al consumidor de una calidad standard asciende a 13 mil euros, mientras que la calidad superior oscila en los 18 mil euros. Estos precios se incrementan en la medida que se alejan de la temporada de cosecha que predomina en abril, y en julio, por ejemplo, del año pasado llegó a costar 26 mil euros. El azafrán o crocus sativus es una especie originaria del Asia Menor y de la Península Balcánica y fue introducida por los moros a España en el siglo VIII, que se emplea principalmente en el arte culinario como agente colorante y aromatizante de ciertas comidas tradicionales mediterráneas.

Artículos destacados