Prevén retracción del crédito y caída de los commodities

Economistas de diversa extracción, consultados por Comercio y Justicia, coincidieron en describir los riesgos que enfrentará el país a partir del derrumbe de los mercados internacionales a causa del quiebre del cuarto banco de inversión de EE UU, Lehman Brothers.
El denominado “lunes negro” que azotó las Bolsas, derrumbó el Merval argentino hasta hundirlo un 5,18% y elevó el Riesgo País por sobre los 800 puntos, no pasará inadvertido (más información en Indicadores). Las consecuencias de esta “nueva etapa de la crisis internacional”, según le expresó a este medio Héctor Paglia, ex secretario de Finanzas de la Municipalidad de Córdoba y ex titular del Banco de Córdoba, va a impactar “en el encarecimiento y menor posibilidad de acceso al crédito, tanto para el Gobierno nacional que deberá enfrentar grandes erogaciones en 2009 y 2010, como para los privados; y en una caída en el precio de los commodities”.
En el mismo sentido se expresó el economista y ex titular del Banco Central, Javier González Fraga, quien consideró que, a pesar de no incluirse dentro de los “que dan pronósticos apocalípticos, la desaceleración mundial va a golpearnos tanto en volúmenes como en precios”. Además, destacó que el “lunes negro” no va a pasar desapercibido en países como China y Brasil, “nuestros principales compradores”.

De la misma manera, Carlos Escalera, titular de la Bolsa de Comercio de Córdoba, alertó sobre la necesidad de “seguir los precios principalmente de la soja y el maíz, porque si siguen en línea con el petróleo, afectará el desarrollo de la industria de biocombustibles”.
En cuanto al impacto industrial, Fernando Sibilla, director Ejecutivo de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), si bien consideró “prematuro poder hacer un análisis pormenorizado”, destacó que “cuando el impacto llegue a la microeconomía de China e India, se verán afectadas las importaciones y las exportaciones argentinas”.
Frente a esta situación “por demás complicada” que, según Abraham Gak, director del Plan Fénix, “está marcando la necesidad de una solución de fondo en cuanto al control de estas empresas crediticias que se expanden a troche y moche”, al “Gobierno le quedan dos opciones: debatirse entre un modelo económico al estilo Brasil, con menor gasto público y apreciación del peso local, o mantenerse en el modelo que venimos sustentando y apoyarnos en nuestro propio ahorro”. “Tenemos que ser más competitivos, producir y exportar más y, hoy por hoy, prescindir del mercado externo. Es lo mejor”, concluyó.

CORDOBA
El derrumbe global de los mercados impactará de lleno en las necesidades de financiamiento externo de la Provincia. La posibilidad de salir al mercado con un bono de US$500 millones, más allá del aval de la Nación, quedará por ahora archivada atento a las condiciones adversas y a las tasas que podrían pagarse. En tanto, la situación también generará un nuevo percance para el proyecto del Tren de Alta Velocidad (TAVE) entre Córdoba, Rosario y Retiro. Tras los anuncios del pago al Club de París, la iniciativa parecía volver a tom

Artículos destacados