Prevén que la cosecha local de trigo crecerá 380% este año

La Bolsa de Cereales estima que esta campaña llegará a 1,37 millones de toneladas en Córdoba, lo que quitará presión a los precios.

Las lluvias de los últimos días hicieron retornar las sonrisas a los productos trigueros cordobeses, que veían que el aumento en el área sembrada y las buenas perspectivas internacionales a raíz del cierre de las exportaciones rusas servirían de poco. De acuerdo con las últimas estimaciones de la Bolsa de Cereales de Córdoba, la cosecha de trigo será 380% mayor que la de la campaña anterior, que había sido una de las más bajas de la historia de la provincia. De confirmarse este cálculo, traerá también un importante alivio a la industria molinera y agroalimentaria en general, que en 2009 mostró una fuerte retracción por las malas cosechas.

Según el habitual relevamiento del Servicio de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba, con base en los datos preliminares de rendimiento y de superficie sembrada, la cosecha de trigo en la provincia puede llegar este año a 1,37 millones de toneladas, lo que revela que prácticamente quintuplicaría el resultado de la campaña 2009, cuando se cosecharon apenas 285.000 toneladas. De esta manera, la cosecha sería 24,5% mayor que la de 2008 -1,1 millones de toneladas-, pero aún 64% menor que la de 2007 -3,73 millones-.

Si bien importante, este posible repunte en la producción triguera cordobesa no resulta inesperado, en la medida en que semanas atrás se había relevado un aumento interanual de 105% en el área sembrada: mientras este año se sembraron 688.000 hectáreas, el año pasado se ocuparon 336.000. Así, la superficie destinada al trigo superó en 5% la utilizada en 2008 -650.000-, pero aún se mantiene 41% por debajo de la sembrada en 2007 -1,14 millones de hectáreas-.

Causas del repunte
La campaña de trigo en Córdoba venía este año golpeada por la escasez de agua, por otro lado típica durante el invierno en la provincia. “La situación hasta la semana pasada había determinado que comenzaran a reportarse disminuciones de rendimientos y del área cosechable”, relata el informe de la Bolsa.

Pero las precipitaciones de los últimos días, cuyo valor máximo ascendieron a 140 milímetros en distintas regiones de la provincia -60 mm. el valor mínimo-, trajeron alivio a los productores. “Se estima que permitirán un mejoramiento general del cultivo de trigo en buena parte de la superficie sembrada, salvo en zonas donde los perjuicios causados por la seca ya son irreversibles”, calculó la Bolsa de Cereales.

La entidad comenta además que los rindes de las diferentes regiones “contrastan fuertemente con los que se verificaron el año pasado”. A nivel general se calcula que ascenderá a casi 20 quintales por hectárea, cuando en 2009 fue de 13,7 quintales y en 2008 llegó a 16. De todas maneras, quedaría aún muy lejos de los 33 quintales alcanzados en 2007.

A nivel departamental hay variaciones muy grandes con los rindes de 2009, como las que podrían registrarse en General Roca -que crecería de 8 a 16 quintales por hectárea-, en General San Martín -que pasaría de 10 a 22, en Tercero Arriba -que incrementaría su producción de 6 a 17 quintales-, en Unión -que crecería de 18 a 30- y en Marcos Juárez -que pasaría de 22 a 36 quintales-.

“Sin dudas el retorno de las lluvias determina un ánimo tranquilizador para la sufrida producción de trigo de Córdoba”, concluye el informe. Pero también la industria molinera y, con ello, la población en general -sobre todo los sectores más vulnerables- se verán favorecidos por esta mejor campaña, pues permitirá mejorar la producción de alimentos y quitar presión para las subas de precios.

Artículos destacados