Preocupación en Huinca Renancó por el cierre del frigorífico: 200 despidos

Se trata del establecimiento que era propiedad de Cencosud y Casino. El gremio busca urgente asistencia de la Nación para activar el plan de Empresas Recuperadas.

El frigorífico Carnes Huinca SA, propiedad conjunta de la chilena Cencosud (Disco, Vea, Jumbo) y la francesa Casino (Libertad), cerró la planta que había sido clausurada por el Senasa en abril y despidió a 200 empleados, luego de que decidió no hacer las obras de infraestructura exigidas.

Las instalaciones permanecían clausuradas desde el 14 de abril último por las “violaciones a la salubridad que registraba el establecimiento”. La empresa continuó pagando los sueldos hasta que el jueves último comunicó a las autoridades de la Secretaría de Trabajo provincial que cerraba la planta ante la “imposibilidad de afrontar la inversión que requería reacondicionar” la planta.

“Éste no es un cierre producto de una crisis sectorial”, sostuvo Alberto Fantini, titular de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne. “Para los trabajadores, éste es un claro ejemplo de la especulación empresarial ya que evitó en todos estos años realizar las inversiones y acogerse a la legislación vigente, para maximizar sus ganancias”, se quejó el gremialista. Huinca Renancó tiene casi 9.500 habitantes y el frigorífico resulta fundamental para su desarrollo económico, ya que cada mes pagaba sueldos por más de $2 millones.

“Las empresas dicen que pagarán las indemnizaciones, pero esto es pan para hoy y hambre para mañana”, señaló el intendente, el radical Oscar Saliba. “Lo que debemos hacer -y aquí tenemos que involucrarnos todos- es tratar de llevar adelante un ‘plan b’ para mantener las fuentes de trabajo”, señaló. En diálogo con Comercio y Justicia, Saliba adelantó que en la jornada de hoy se reunirá con los ministros Adrián Brito (Trabajo), Martín Llaryora (Industria) y Julián López (Agricultura) “para buscar una solución, que puede pasar por formar una cooperativa de trabajo o bien buscar un grupo inversor”.

Por su parte, Carlos Hidalgo, secretario General del sindicato de la carne de Córdoba, alertó que la acción empresarial generará una “fuerte crisis en la economía local y será un golpe anímico para la gente del pueblo”.

Consultado por este medio, Hidalgo adelantó que se está tramitando ante el Ministerio de Trabajo de la Nación asistencia proveniente del Plan Empresas Recuperadas. “Está la intención firme de formar una cooperativa de trabajo, pero para eso será necesaria la ayuda de la Provincia y de la Nación”, dijo.

Artículos destacados