Por canje, ya prevén tomar deuda a menos de 10%

El Gobierno confirmó ayer que la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC, en inglés) aceptó la propuesta argentina de canjear bonos impagos por 20 mil millones de dólares que fueron excluídos de una reestructuración en 2005, por lo que la nueva operación comenzará en 15 días. El anuncio oficial impactó inmediatamente en el ambiente financiero local y mejoró las expectativas trazadas por los economistas: el Merval alcanzó un nuevo récord histórico ayer traccionado por los papeles bancarios, y varios consultores ya calcularon que el país podría endeudarse a tasas inferiores a 10%, una perspectiva inalcanzanble a finales de 2009.

Desde Cancún, donde participó de una Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el ministro de Economía, Amado Boudou, confirmó ayer la aceptación por parte de la SEC de la propuesta argentina y anticipó que espera alcanzar una quita de 65% en la negociación de canje de deuda de bonos defaulteados.

El funcionario adelantó que “en este canje va a haber una quita superior al anterior” e interpretó que el visto bueno de la Comisión de Valores “fiscalmente significa un alivio de estas deudas”.

Según el ministro, la aprobación de la SEC a los documentos elevados por Argentina implica que “el canje entra en un tramo definitivo” y, en ese sentido, comentó que “resta simplemente inscribir la oferta económica en las bolsas de Italia, Luxemburgo y Tokio, lo que tomará alrededor de 15 días”.

Impacto económico
La recta final del canje era esperada no sólo por el Gobierno nacional, sino también por las administraciones provinciales y las cámaras empresariales, porque la concreción de la operación impactará positivamente en las tasas de interés que podrán conseguir.

Fue por ello que los economistas y consultores comenzaron a calcular ayer el impacto concreto de la operación sobre el financiamiento y la situación en el país.

Según Aldo Abram, de la consultora Exante, el canje de deuda es “un paso necesario para que Argentina recupere la credibilidad que perdió hace mucho tiempo ante los inversores y organismos de crédito internacionales”.

En ese marco estimó que, gracias al canje, el país podrá acceder a créditos con tasas más accesibles que las de los últimos años, en los que prevalecieron intereses por encima de 12%.

También Miguel Bein, titular del estudio Bein & Asociados, calculó que el visto bueno de la SEC por el canje de deuda le permitirá al país “comenzar a emitir bonos (con tasas) por debajo de 10%”.

El economista comentó que, hasta finales de 2009, el costo de emisión de deuda para Argentina era del orden del 15%, mientras que actualmente es del 11% y tras el canje el costo se ubicará por debajo de 10%.

“La SEC aceptó el memorándum de la oferta, lo que quiere decir que no hay más dudas sobre la información que Argentina dio”, comentó Bein en declaraciones radiales, al tiempo que graficó: “Esto es como (el programa televisivo) «Feliz Domingo», en el que había que abrir un cofre. Esto es una llave, si uno no tiene la llave no puede salir del default, no puede emitir deuda a un costo razonable”.

Además, tanto los pronósticos de Abram como los de Bein apuntan a que el canje disminuirá la percepción del riesgo, lo cual frenaría la fuga de capitales y aumentaría el finan

Artículos destacados