Por baja en las ventas, cae la renovación de alquileres

La caída en las ventas minoristas alcanza al 30% en lo que va de 2008 respecto a igual período del año anterior, lo que determina que muchos comerciantes cordobeses, cuando caduca el contrato de alquiler del local, decidan no renovarlo.
Si bien Luis Oliva, gerente de la Cámara de Comercio de Córdoba, aseguró a Comercio y Justicia que no responde a una situación “generalizada”, explicó que los locales comerciales que se ven vacíos y con carteles de “se alquila”, tienen que ver con que, “caídas las ventas, algunos deciden no renovar contrato”.
Edgardo Calas, titular de la Cámara de Corredores Inmobiliarios fue más allá y expresó que “hay más locales comerciales desocupados” que años atrás, aunque aclaró que “no se ven tanto en el microcentro sino en los alrededores”.
“Cuando se vence el contrato, es inevitable que el precios del alquiler se actualice”, indicó Calas y agregó: “Por más que los montos mantengan la relación con lo que establece el mercado, si las ventas en los comercios caen, los negocios se desocupan porque los comerciantes no tienen con qué afrontar el pago”.

Sin embargo, Martín Dahan, del grupo Meade, buscó poner paños fríos al asunto y afirmó que “es más el temor que le está agarrando a la gente en el marco de esta crisis financiera internacional, que la supuesta suba en la cantidad de locales en alquiler”.
A pesar de ello, reconoció que tuvo casos de “grandes empresas nacionales” que tenían visto locales para alquilar en Córdoba y que “cancelaron la operación porque desde la casa matriz les dijeron que iban a ver cómo se daban las cosas”.
Por su parte, Oliva comentó que “el sector tiene mucha movilidad”. “Hay que tener en cuenta que Córdoba capital tiene 37 mil comercios minoristas, en su mayoría pymes, y como alquilan (pocos son propietarios), cuando les va mal, se nota mucho”, expresó al hacer referencia a los locales desocupados. Sin embargo, aseguró que “no son muchos los comercios vacíos. Nada tiene que ver esto con la realidad que vivimos durante 2001-2002”.

Menos consultas

En lo que sí coincidieron los corredores inmobiliarios consultados fue en una marcada caída en las consultas por alquileres de locales.
“Lo que está claro es que en este contexto, nadie está desesperado por abrir un local o embarcarse en un emprendimiento”, afirmó Dahan.
En igual sentido se expresó Pablo Cardoso, de Sergio Villella, quien confirmó que “las consultas han caído más que el volumen de operaciones que cerramos”.
Si bien indicó que es muy difícil adjudicarle un número a la caída, estimó que oscila entre 10 y 30%.
Dahan por su parte, sin saber la cifra exacta, remarcó que la baja en las consultas comenzó con el prolongado conflicto entre el Gobierno y el campo y, “desde ahí, no ha logrado recuperarse”.

Expectativas

Otro punto de encuentro entre los especialistas fue la merma en las expectativas de los propietarios.
“Antes, los dueños pedían más de lo que valía el local, para obtener mayores ganancias y más margen de negociaci&oacu

Artículos destacados