Por ahora sigue el impuesto a los vehículos de alta gama

PRODUCCIÓN. El gobierno quiere que las automotrices detallen sus estructuras de costos.

El Gobierno debate con las automotrices medidas para reducir los costos de los cero km y apuntalar las ventas. Pidieron detalle sobre las estructuras de costos del sector.

Los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, mantuvieron una reunión con representantes de automotrices e importadores de autos ante la caída de ventas en el sector y les adelantaron que, por ahora, no habrá una baja de impuestos a autos de alta gama.

Además, los funcionarios exigieron a los representantes de las terminales dar marcha atrás con aumentos que no estarían justificados por el alza de impuestos.

Escenario en baja
Tras la fuerte caída de casi 20% registrada durante febrero en las ventas de cero km, el objetivo de la reunión apuntaba a consensuar estrategias para revitalizar la industria.

El reclamo central de los industriales apunta a la fuerte suba de los impuestos, que pasó a ser de 35% para los autos de entre $170 mil y $ 210 mil y de 50% para los que superan ese valor.

Otro tema en debate fue el fuerte aumento en los precios registrado en los autos nuevos, como efecto de la devaluación de enero, que no sólo encareció las autopartes importadas sino también los créditos.

Fue en ese marco que las autoridades condicionaron el debate por la presión impositiva a un exhaustivo análisis de la estructura de costos.

Tras repasar el desempeño, Kicillof brindó a los empresarios “un escenario de previsibilidad político económica en las diversas variables”, según un comunicado de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa). Pese a la tensión, esta entidad describió la reunión de trabajo como “muy constructiva” ya que permitió “analizar en conjunto la evolución del sector”.

Además de Kicillof y Giorgi, estuvieron en la reunión el secretario de Comercio, Augusto Costa, y del lado empresarial lo hicieron por Adefa, Fernando Rodríguez Canedo, y su par de la Asociación de Concesionarios (Acara), Abel Bomrad, junto a ejecutivos de otras compañías.

En tal sentido, las automotrices parecieron conformes con el escenario macroeconómico planteado por las autoridades, que garantizó “estabilidad de las variables que inciden en el sector para los próximos meses, lo cual permitirá a las empresas terminales operar en un marco de mayor previsibilidad y estabilidad sin cambios significativos en las principales variables del sector, asegurando la oferta de productos en las redes comerciales”, según reseñaron.

A su turno, la ministra Giorgi resaltó la necesidad de “lograr mantener la demanda del mercado, sostener el nivel de actividad y el empleo y orientar los mejores esfuerzos a la conquista de los mercados externos, y que para ello el Gobierno continuará aplicando las acciones necesarias”.

Mottos reclama

Representantes de los concesionarios de venta de motos pidieron al Gobierno exigirles a los fabricantes bajar los precios para poder recuperar las ventas, después de un fuerte ajuste de los valores a principios de año.

Además, solicitaron la creación de un plan de financiamiento para la adquisición de motocicletas, en una reunión con funcionarios nacionales.

La Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos) declaró a principios de marzo el estado de emergencia económica del sector debido a una importante caída de las ventas.

Artículos destacados