Ponen reparo a la reactivación de la economía vía incentivo del consumo

Sosa Navarro. Detalló que en marzo se registró la primera baja en el crédito privado desde 2004.

En la presentación realizada por Ramiro Sosa Navarro se explicó que “apalancar” la economía en la demanda sería volver tres meses atrás. Advirtió también de que los préstamos al sector privado cayeron en marzo por primera vez desde 2004.

El director del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC), Ramiro Sosa Navarro, puso reparos a la posibilidad de que se reactive la economía nacional vía un nuevo incentivo al consumo, uno de los pilares de la gestión del Gobierno nacional.

En ese sentido, el economista advirtió de que con la reciente baja de tasas se puede creer que volvió el financiamiento y las cuotas, pero más allá de ello indicó que “hay que tener en cuenta que eso no es reactivar la economía sino retroceder tres meses “.

“Cuidado con el modo de reactivación que vaya a aplicarse -advirtió-. No es incentivando el consumo sino fomentando el crédito al sector productivo. Porque, hasta ahora, la actividad estaba apalancada en la demanda y no en la oferta”, dijo Sosa Navarro a Comercio y Justicia en el marco de la presentación que realizó ayer en el tradicional almuerzo de coyuntura.

Fin de la “maquinita”
El especialista explicó que en marzo el Banco Central volvió a emitir moneda, con lo cual se le dio “fin a la política monetaria contractiva, haciendo uso de la maquinita para financiar al sector público”.

Al respecto mostró que la emisión de marzo fue de 4.210 millones de pesos y, en lo primeros once días de abril, ya se llevaban emitidos 12.491 millones de pesos. “De esta forma, el Central quita fondos disponibles para el sector privado”, explicó.

En marzo pasado cayó la variación mensual de préstamos al sector privado en pesos y Lebac y Nobac.

“Los préstamos bancarios al consumo caen en términos nominales alrededor de 900 millones de pesos el mes pasado”, indicó a este medio.

A su vez, el total de los préstamos al sector privado cayó por primera vez (0,1% promedio mensual) desde 2004.

“La caída en los préstamos tuvo su incidencia en el nivel de actividad. Ese enfriamiento también tuvo su correlato en la desaceleración de la inflación y de las expectativas devaluatorias”, dijo y graficó que la baja en el nivel de actividad se concentró durante marzo pasado.

De este modo, mientras las ventas mayoristas cayeron en el primer trimestre a un promedio de 5,8%, respecto del primer trimestre del año pasado, la contracción en marzo (interanual) fue de 7,2%. La de electrodomésticos bajaron 8,8% en los primeros tres meses mientras que en marzo la baja fue de 16,4% interanual. El patentamiento de autos acumula una merma de 13,4% en el trimestre, cuando durante el mes pasado la baja fue de 35%, al igual que el registro de motos, que arrastra una contracción de 23,6%, cuando en marzo fue de casi 45%, entre otros datos que demuestran la baja en la actividad.

“Es cierto que el salario real ha caído -previo a las paritarias- y que eso ha influido en la caída del nivel de actividad, pero la economía se ha contraído más debido a una cuestión de política monetaria sobre el sector privado”, Al respecto hizo mención a que el Gobierno centró su estrategia en la expansión monetaria y las bajas tasas, agregó.

Finalmente, mencionó el nivel del gasto público que, lejos de contraerse, se incrementó -sólo en lo que respecta a las transferencias (subsidios)- 50% desde medidos de 2013.

“El sector público no ajusta. El rojo en las empresas públicas se incrementa, el de las transferencias corrientes también, al igual que las transferencias a las provincias”, indicó.

Jorge Asís
“Dice que va a dejar un país mejor que el que recibió”

Invitado a disertar en materia política, Jorge Asis hizo referencia al país que va a recibir quien suceda a la Presidenta en el cargo. “Ella dice que va a dejar un país mucho mejor que el que recibió y, en realidad, quien venga se va a encontrar con una clase alta que va a generar problemas con la forma en que genera su riqueza. Una clase media que da muestra del hartazgo que siente al verse acosada por índices e indicadores de inflación y presión impositiva. Y con una marginalidad infinitamente peor que la de 2001, excitada, franeleada con el discurso de la inclusión social y el cuento de que tienen un gobierno que juega para ellos. Además, esta clase es rebelde e inteligente, capaz de destruir la hechura de una ley como fue la de antipiquetes, con la cual el Gobierno arrugó”.

Artículos destacados