Pollack no se da por vencido y convoca a nueva audiencia

Luego de ser ratificado por Griesa, el mediador volverá a sentar a las partes para buscar una solución. La reunión ocurrirá luego de que Estados Unidos rechazó someterse a la jurisdicción de la corte de La Haya.

El mediador judicial en el conflicto entre Argentina y los fondos buitres, Daniel Pollack, convocará esta semana a una nueva reunión entre las partes para retomar las negociaciones con el objetivo de encontrar una solución, después de haber sido ratificado por el juez Thomas Griesa.

Luego de un nuevo fracaso durante la última audiencia con el juez, Pollack sostuvo que las reuniones entre las partes continuarán hasta que se encuentre una solución para el conflicto entre Argentina y los holdouts.

De este modo, la atención está puesta en una nueva convocatoria, que se espera se realizará durante los próximos días para que se intente avanzar en el litigio, cuya resolución parece no asomar en un corto plazo.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El juez Griesa, por su parte, se mantuvo firme y respaldó al mediador, que fue impugnado varias veces por Argentina, mientras que también amenazó con declarar al país en “desacato”.

Además, señaló que “no hubo pago” de la deuda, puesto que abonar “una parte de la obligación no es el pago de todas las obligaciones legales”, con referencia a la deuda de los bonistas que ingresaron en los canjes de 2005 y 2010 y a la sentencia que favorece a los holdouts por US$1.300 millones.

Luego de la última reunión con Griesa, el ministro de Economía, Axel Kicillof, lo acusó de convocar a audiencias y no resolver “absolutamente nada”, mientras que criticó que su objetivo es “forzar” a Argentina a “pagarles a los fondos buitres”.

En este escenario, se aguarda el llamado de Pollack para que representantes argentinos y de esos fondos lleven a cabo un encuentro con él, quien advirtió de que trabajará para que el conflicto se solucione “sin importar el tiempo que pueda tomar”.

Recomiendan ir a la CIDH
El viernes último, el gobierno norteamericano negó la petición del Ejecutivo argentino de tratar el tema en el Tribunal Internacional de La Haya.

En tal sentido, el jurista y asesor de Naciones Unidas, Daniel Herrendorf, aseguró que Argentina debe acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para lograr una medida cautelar sobre la sentencia de Griesa y “no perder tiempo” en La Haya.

“La ejecución de la sentencia puede ser suspendida cautelarmente por la CIDH hasta que ese organismo determine si fueron violados tratados internacionales. Hay precedentes concretos contra Estados Unidos”, señaló Herrendorf.

Aseguró que ese país no puede desconocer la competencia de la Comisión que está bajo la órbita de la OEA.

El jurista explicó además que la sentencia que perjudica a Argentina proviene del Poder Judicial “de un Estado obligado por la ‘Carta de Derechos y Deberes Económicos de las Naciones’, que lo obliga a conceder ‘un trato preferencial, sin discriminación ni reciprocidad a los países en desarrollo”.

La Comisión debería contemplar que si Argentina cumple la sentencia, podría sufrir la “aceleración del pago de toda la deuda soberana, con una masiva desintegración de la economía nacional y brutales reasignaciones de recursos”, tal como lo manifestó el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien aseguró que “es el pueblo el que sufre las consecuencias de las ejecuciones”.

Herrendorf, autor del primer proyecto para un Código de Derechos Humanos a escala mundial, hizo énfasis en la postura de la Corte argentina, que ha dicho que “junto con la valoración de los tratados de orden financiero, deben valorarse los tratados sobre derechos humanos”.

“Y para que se realice esa doble valoración, Argentina debe acudir a la Comisión Interamericana, que es competente, y no gastar tiempo útil en La Haya”, señaló el jurista, quien presentará el próximo 19 de agosto un proyecto para un Código de Derechos Humanos mundiales junto al juez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni, y otros especialistas.

Artículos destacados