Piden que el plan nacional de obras apunte a viviendas

El titular de la Cámara de la Construcción, Delegación Córdoba, Mario Buttigliengo, avaló la decisión del Gobierno nacional de relanzar el plan de obras para contrarrestar con gasto público los efectos de la crisis, aunque solicitó que se ponga énfasis en la construcción de viviendas, por tratarse de tareas mano de obra intensivas.
“Hablé con Carlos Wagner (titular de la Cámara Argentina de la Construcción) y me confirmó que la intención del Gobierno es retomar con fuerza el plan de obras”, indicó Buttigliengo a Comercio y Justicia. Wagner fue uno de los empresarios presentes el jueves por la noche en Olivos en un encuentro con la presidenta Cristina Fernández y los ministros Julio De Vido y Carlos Fernández, para analizar el impacto de la crisis global en el nivel de actividad y lograr un compromiso del sector para mantener el nivel de empleo.
En ese marco, Buttigliengo aseguró que más que obras nuevas “parece que será principalmente un relanzamiento de los planes en marcha, aunque retrasados por falta de fondos”, señaló.

El dinero llegará a partir del último decreto de necesidad y urencia (DNU) firmado por Cristina Fernández y que habilita gastos por 35 mil millones de pesos extra.
En esa línea se pronunció por inyectar partidas en los planes Federal I y II, este último denominado Hogar Clase Media en Córdoba y nunca iniciado efectivamente.
De todas formas, Buttigliengo no descartó que se busque avanzar en obras nuevas, tal como lo aseguró la Presidenta.
Según informó ayer el diario La Nación, la administración Kirchner se apresta a lanzar un ambicioso plan de obras con una fuerte inversión del Estado, para poner en marcha nuevos emprendimientos y reactivar viejos con el fin de enfrentar la crisis ante el temor de una baja de la actividad económica y el empleo.
Estas obras públicas no sólo serán grandes proyectos, sino también incluye iniciativas más pequeñas, de mediana duración y con un alto impacto en mano de obra intensiva. El ministro de Planificación, Julio De Vido, hizo el anuncio durante la reunión de la Presidenta con empresarios.

“Vamos a salir con un plan muy agresivo de obra pública para reforzar el nivel de actividad económica y de empleo”, dijo De Vido ante representantes de los bancos, la industria, la construcción y el comercio.
La inversión del ambicioso plan rondaría entre 1.500 y 3.500 millones de pesos.
En la batería de iniciativas, el Gobierno anunciaría la intención del Banco Nación de implementear un programa de créditos para pymes y el campo, de alrededor de $1.200 millones, y privilegiará la producción de alimentos y el alto valor agregado.
El nuevo gasto estaría destinado a la reparación de plazas, calles, veredas y cloacas en todo el país. Otra idea sería reactivar los planes de viviendas y escuelas que se paralizaron este año.

Artículos destacados