Piden posponer pago de impuestos por la gripe A

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) estimo que el sector perderá $3.000 millones en julio a causa de la gripe A, por lo que pidió al Gobierno nacional y provinciales postergar por 90 días el pago de IVA, cargas sociales e Ingresos Brutos.
Según aseguró la entidad en un comunicado, la declaración de la emergencia sanitaria por el avance de la gripe A provocó una "abrupta caída" en las ventas minoristas. Así, los comerciantes no podrían cumplir con sus obligaciones.
"La caída en las ventas complicó el pago de todas las obligaciones tributarias, financieras y gastos generales de los comercios", señaló la entidad a la que está adherida la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), que preside Rubén Martos. "Sólo por la emergencia sanitaria, el comercio sufrió una caída de ventas del 20% durante los primeros 19 días de julio", respecto de igual período del año pasado. "Si bien en Córdoba es muy difícil poder atribuir una parte de la baja específicamente a la gripe A, mantenemos la baja en las ventas minoristas del 30% interanual", explicó Martos a Comercio y Justicia.

"En la reunión que mantuvimos todas las delegaciones que integramos CAME, coincidimos en que si la Nación extiende las licencias a las embarazadas y grupos de riesgos por la epidemia, debería aportar algo como para que nosotros podamos enfrentar la situación", dijo Martos, al tiempo que agregó que en algunos comercios del interior de Córdoba, "a raíz del ausentismo, hubo que contratar personal temporal".
Según la entidad nacional, al impacto de la gripe en la actividad hay que sumarle una reducción de ventas de entre 10 y 15%, causada por el ajuste en el consumo de la población. "De continuar con la tendencia hasta fin de mes, las ventas estarían cerrando con niveles hasta 35% inferiores a los de 2008", advirtió.
La situación puso a "muchísimos comercios" en una situación "insostenible y con serios problemas de liquidez" para hacer frente a sus responsabilidades, indicó.
CAME estimó que cada día de de la gripe A en la escala de gravedad de los primeros 19 días de julio implicó reducciones de ventas por $95,1 millones al comercio minorista, incluyendo restaurantes y hoteles.

De este modo, de mantenerse el alerta, en un mes el comercio perdería ventas por $2.947,3 millones.
Los rubros más afectados por el impacto de la epidemia son todos los relacionados con el turismo, donde cayó la venta de pasajes, las reservas de hoteles, de restaurantes y la demanda de actividades recreativas en general. En el sector estiman que la reducción en las ventas promediaría el 30%, pero el impacto sería superior para aquellas ciudades que dependen exclusivamente de esa actividad, caso de Bariloche, donde el turismo representa el 90% de la economía local.

CÓRDOBA
“Si bien es difícil atribuir un porcentaje de la caída en las ventas a la gripe A, Córdoba mantiene su retracción interanual del 30%”, aseguró Rubén Martos, titular de Fedecom, al tiempo que explicó que algunos comercios duplicaron sus costos en salarios por las licencias.

Artículos destacados