Pese a las subas, el consumo se incrementó 11% en enero

Lentamente las ventas de los supermercados parecen recuperarse, tras el freno que tuvieron durante la segunda mitad del año pasado. De acuerdo con los datos oficiales divulgados ayer, en enero crecieron 11,4% con respecto a igual período de 2009 y de esa manera volvieron a mostrar una mejoría en el orden de los dos dígitos, una situación que no se daba desde julio. De modo que a pesar de la suba de precios de algunos productos que se registró durante el primer mes del año, el consumo creció en las medianas y grandes superficies comerciales de todo el país.

En medio de los cruces entre funcionarios, empresarios y trabajadores con respecto a la cuestión inflacionaria, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) difundió ayer la Encuesta de Supermercados con datos relativos a enero de 2010 y diciembre de 2009.

Según la información oficial, las ventas de los supermercados crecieron interanualmente 11,4% en enero de 2010 -consideradas desestacionalizadas y a precios constantes, es decir, sin el impacto inflacionario y estacional-. Con respecto al mes anterior se incrementaron 4,3%.

Consideradas con estacionalidad y a precios corrientes, las operaciones en los supermercados llegaron a 4.526 millones de pesos y crecieron 18% con respecto a igual período del año pasado, por encima de la inflación estimada por consultoras privadas para los últimos 12 meses -entre 14% y 16%-.

Consumo en ascenso
Entonces, al menos en enero, la suba de precios no parece haber frenado el consumo, una situación que espanta por igual a empresarios y al Gobierno nacional y que seguirá presente durante los próximos meses en la medida en que no puedan controlarse las alzas de productos y servicios presentes en el consumo popular.

A diferencia de lo esperado, en enero no sólo no se retrajo el consumo sino que volvió a registrar una tasa interanual de crecimiento de dos dígitos, que no se veía desde julio de 2009. Si bien aún se mantiene lejos del ritmo de incremento de 2008 -cuando llegó a picos de 31%-, lentamente parece recuperar el de 2007, cuando aumentó a valores cercanos a 15% , y alejarse de los índices de 2006, cuando subió alrededor de 9%.

Un elemento que seguramente contribuyó a mantener el nivel de ventas de los supermercados fue la asignación universal por hijo que rige desde diciembre, pues está dirigido a familias que destinan la mayor parte de sus ingresos a satisfacer necesidades básicas.

Diciembre moderado
El Indec difundió ayer también los datos de las ventas de los supermercados en diciembre, consideradas a precios corrientes. Mientras que a nivel nacional mostraron un incremento de 16,2% -apenas por encima de la inflación calculada el año pasado-, en Córdoba se incrementaron sólo 12,6%, lo que implicó en los hechos un mantenimiento del nivel o una leve reducción.

Artículos destacados