Pese a la crisis, subieron 25% ventas por el Día de la Madre

Pese a las pocas expectativas que se habían generado los comerciantes debido al temor por lo que “puede suceder con la economía”, en un contexto de crisis internacional, las ventas por el Día de la Madre crecieron en Córdoba un 25% respecto de igual celebración del año anterior, según informó la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC). “Es que el Día de la Madre es atípico a cualquier otro festejo del año”, indicó a Comercio y Justicia, Mario Campise, titular de la CCC.
Para el dirigente empresarial: “La situación económica puede ser muy mala, pero para este día siempre hay buenas ventas”, al tiempo que explicó que incluso superan a las compras que se realizan por las fiestas de Fin de Año. Si bien no conocía aún los números “finos de las performances por rubro”, Campise destacó que “se ha cambiado el clásico regalito para mamá”. “Ahora hay mayor diversidad. Se pueden regalar días de spa, almuerzos o cenas, entre otros servicios que se han agregado a las ofertas”, aclaró.

A nivel nacional

En tanto, a nivel nacional, de acuerdo a lo informado por la Federación de Cámaras y Centros Comerciales (Fedecámaras), las ventas se incrementaron en un 20% respecto de igual fecha de 2007. Para la entidad que preside Rubén Manusovich, este año “hubo mayor facturación y volumen de ventas, pero los artículos caros tuvieron poca demanda”.
En el comunicado se informa que “las flores, la ropa, la bijouterie, los perfumes y maquillaje, y el calzado fueron los regalos más elegidos entre los sectores de menores recursos”, cuya compra promedio fue estimada en $30.
Entre los sectores medios y medio altos, la unidad de compra fue estimada en $60 y se centró en “electrodomésticos, secadores de cabello, tratamientos de belleza y días en spa, teléfonos celulares, y reproductores de audio y video”.

En contrapartida, para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas por el Día de la Madre cayeron un 10,5% respecto de igual festejo del año pasado, mientras las preferencias se concentraron en productos importados, y los artículos chinos y brasileños sumaron 84% de las promociones.
“Las familias controlan sus gastos, evitan endeudarse, compran lo justo y se vuelcan a productos de bajo valor”, merced a la incertidumbre por la crisis internacional y la falta de crédito, entre otros factores, indicó la CAME.
La entidad agregó que “no hubo venta en la semana previa e incluso el viernes, la demanda fue similar a cualquier otro día”, por lo que para ellos fue “el peor Día de la Madre de los últimos seis años”.

Artículos destacados