Pese a China, las exportaciones de aceite de soja crecieron 65% en junio

En los últimos tres meses subieron 45% en promedio, sobre todo por la demanda de India. En días, Domínguez viajará a ese país para consolidar el comercio bilateral.

Aunque aún no se normalizaron las compras chinas de aceite de soja argentino -pese a los esfuerzos diplomáticos realizados para ello-, las exportaciones de ese producto crecieron en los últimos meses a un ritmo promedio superior a 45%, por lo que se revela que el país encontró rápidamente mercados para sustituir la demanda del gigante asiático. En un marco de profundización de las relaciones comerciales con India, las perspectivas para los derivados de la soja -y, por ende, para Córdoba- son más que promisorias para los próximos años.

Según informó ayer la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), durante los últimos tres meses se incrementaron las autorizaciones para la exportación de aceite de soja: en mayo el incremento fue de 21% con relación a igual mes de 2009; en junio el alza fue de 65,3%; y en la primera quincena de julio la suba trepó hasta 44%.

“En mayo de 2010 se autorizó la exportación de 505.322 toneladas de aceite de soja; en junio 750.088 y en los primeros quince días de julio ya se aprobó la embarcación de 612.096”, precisó Juan Manuel Campillo, titular de la Oncca.

Argentina es el tercer productor mundial de soja y el primer vendedor de aceite y harina de soja, pero las colocaciones de aceite al exterior se vieron muy perjudicadas desde finales de marzo por las restricciones que impuso China.

Su gobierno decidió restringir sus importaciones de aceite de soja argentino arguyendo razones de carácter sanitario, aunque la medida fue interpretada en el país como una represalia por las restricciones impuestas a los productos chinos por la administración de Cristina Fernández.

Mientras intenta solucionar esa disputa comercial,  Argentina logró reubicar sus productos en otros mercados, pero a un menor valor. Con el desplome de las ventas a China, las reasignaciones de las partidas de los exportadores ocasionaron durante abril y mayo que India se posicionara como el principal destino de las ventas externas de aceite de soja argentino.

De todas maneras, este cambio en el flujo comercial de aceite de soja fue un fenómeno que se registró a escala global. La principal razón del aumento de las exportaciones quizá radique en que otros países productores -como Estados Unidos y Brasil- volcaron casi la totalidad de sus ventas hacia China y, a su vez, Argentina pasó a cubrir los mercados abandonados por esos países.

La promesa india

Más allá de la situación coyuntural que permitió reemplazar las exportaciones a China, la relación comercial con India crece también a un ritmo vertiginoso. Esta semana, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, recibió a su embajador, Rengaraj Viswanathan, con el objetivo de intensificar la agenda bilateral de ambos países en materia agroalimentaria.

Domínguez adelantó que se creará “una agregaduría agrícola en India para intensificar las relaciones comerciales entre ambas naciones”, en tanto que Viswanathan destacó que “la Cámara de Aceite de Vegetal (de India) está solicitando un mayor flujo de aceite de soja”.

En el año 2000 India importaba dos  millones de toneladas. En 2009 importó 10 millones y se prevé, para 2021, una importación de 17 millones. Además, espera un volumen de importación de 27 millones de toneladas para 2026.

Durante el encuentro enre Domínguez y Viswanathan se analizaron los potenciales productos sobre los que se puede avanzar en la cooperación comercial, enre los cuales se destacaron los aceites de soja y girasol, las lentejas, el limón, los alimentos procesados, los olivos, los silos-bolsa, las empresas de packaging de frutas y las maquinarias agrícolas pequeñas.

Tras el encuentro, Domínguez recordó que “India tiene 400 millones de habitante en la clase media alta, con alto nivel de consumo”, y precisó que ese país ya anticipó “un requerimiento de aumento de aceite de soja, para los próximos 20 años, de 10 millones de toneladas, cuando nosotros estamos produciendo dos. Es un horizonte de un comprador sin límite”.

Esperan crecer al 7%

– De acuerdo con las estimaciones oficiales, Argentina tendrá este año un crecimiento por encima de 6 ó 7% del Producto Interno Bruto (PIB), según estimaciones de los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Agricultura, Julián Domínguez.

–  Amado Boudou afirmó el lunes que el crecimiento de la economía argentina en 2010 “no será inferior a 6%”, En la misma sintonía, ayer Domínguez estimó que “va a crecer por encima de 7%” y que estará “a la cabeza de los países emergentes”.

–  Asimismo, el titular de la cartera agropecuaria destacó que es de interés de India el vino argentino y la biotecnología, para “abrir posibilidades de intercambio mucho más grande a futuro”.

Artículos destacados