Paro de UOM desde el lunes complica más la producción

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) resolvió iniciar medidas de fuerza desde el lunes luego del “estancamiento” de las negociaciones salariales con el sector industrial.
Así lo confirmó a Comercio y Justicia Augusto Varas, secretario general de la UOM-Córdoba, quien desde Buenos Aires aseguró que “nos acoplamos a lo dispuesto en el plenario de secretarios generales del gremio”.
La modalidad de la medida consistirá en la realización de una asamblea el día lunes de 10 a 11 y, a partir del martes, paro de actividades durante 15 minutos cada hora.
En tanto, el dirigente no descartó la posibilidad de realizar movilizaciones en los ingresos de las fábricas formadoras de precios.
“La medida dispuesta responde a la actitud caprichosa que han tomado los empresarios, porque muchos de ellos pagan parte de los haberes en negro y les hacen creer a los empleados que así están mejor”, expresó Varas.
Las negociaciones salariales comenzaron a principios de marzo pero aún no pudieron concluir ya que la UOM pide un aumento que ronda el 35%, mientras los empresarios ofrecen cifras cercanas al 15%.
“La negociación no terminó porque el gremio mantiene un pedido muy alto”, consideró Juan Grundy, titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba (Cimcc), quien explicó además que el 35% solicitado varía de acuerdo a cómo se consideran las horas trabajadas por mes.
“Va a haber otra audiencia la semana que viene y en ella será fundamental el rol que juegue el mediador del Gobierno nacional”, dijo.
En tanto, Varas consideró que se “está dilatando la negociación” y los empresarios no consideran que “los obreros los venimos ‘aguantando’ desde la crisis del 2001 porque entendíamos la situación”, pero “hoy nadie puede vivir con $1.600”, expresó el dirigente local.
“Ellos recuperaron la rentabilidad y el patrimonio comprometido en la última crisis. Los mismos empresarios reconocieron que están trabajando con el 95% e incluso algunos con el 100% de su capacidad instalada, pero parece que es más fácil meterle la mano en el bolsillo a los trabajadores”, reclamó Varas.
Por otra parte, consideró que se deberían poner las cosas en claro, porque “algunos de los empresarios han invertido en fideicomisos del agro para la siembra en pool de soja y otros invirtieron en bienes inmuebles, por lo que es mentira que todavía están recuperándose de las deudas adquiridas durante el 2001”.
En estas negociaciones, “siempre se ajusta la misma variable porque las grandes empresas a las que se provee no aceptan que el alza de costos se traslade al precio”, dijo.

Artículos destacados