Para la Bolsa de Comercio, en 2019 se consolidará la estabilidad macroeconómica

Su presidente, Manuel Tagle, aseguró que el plan económico del Gobierno nacional es “consistente, necesario e inevitable”. Además, vaticinó que las reformas estructurales necesarias de hacer deberán esperar hasta 2020, “luego de que pasen las elecciones”

Más optimista que el propio Gobierno nacional, la Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC) anticipó que el año 2018 terminará con una caída de la actividad de 1,8% interanual. Vale recordar que el escenario trazado por la gestión del presidente Mauricio Macri, el reflejado en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que difunde el Banco Central, hacen referencia a una caída de 2,4%, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó una baja de 2,8%.
“No prevemos que el cuarto trimestre del año tenga un resultado tan negativo como para que el año cierre de esa manera”, dijo Lucas Navarro, economista del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la entidad.
Para que se concrete un escenario de ese tipo, el cuarto trimestre deberá mostrar una baja en la actividad de 5,4%, según el Gobierno y el REM, o de 6,8% de acuerdo con el FMI, agregó Navarro, y aclaró: “La contracción de octubre y noviembre deberían ser mayores que las de septiembre, que para nosotros fue el piso de la baja. Estamos viendo que en noviembre y diciembre la cosa está mejorando”, dijo.
Para el economista, el plan monetario está respondiendo incluso “mejor de lo que se esperaba”. A esa postura se sumó Manuel Tagle, presidente de la BCC, quien anticipó que 2019 será el año “de consolidación de la estabilidad macroeconómica”.
“Argentina entró en un año de disciplina fiscal inédito, aunque acorralado por la situación. El plan económico del Gobierno nacional es consistente, es necesario y era inevitable”, explicó, y agregó que en el año próximo ocurrirá la consolidación monetaria en el país.
Al respecto, explicó que el modelo de ajuste instaurado por el Gobierno es “necesario e inevitable” pero no suficiente para que el país comience a crecer de manera sostenida y la competitividad argentina empiece a ser “razonable”. Para ello consideró necesario se lleven a cabo reformas estructurales, aunque eso no lo consideró posible en 2019. “Habrá que esperar a 2020, luego de que pasen las elecciones y se consolide la estabilidad”.
Respecto de las reformas estructurales, aunque Tagle no las mencionó, Navarro destacó, entre otras, la del sistema previsional, que calificó como “necesaria” debido a la inflexibilidad a la baja de los gastos del Estado.
“Se necesita una reforma del sistema previsional de la mano de un mayor desarrollo del mercado de capitales, porque la baja del gasto público es muy inflexible”, dijo.

Proyecciones para 2019
En cuanto al nivel de actividad proyectada para el año que viene, Navarro indicó que, si solamente el sector agropecuario tiene un año bueno y el resto de los sectores no acompaña, el PBI caerá 0,6%. En tanto, si el campo tiene un año bueno y el resto de los sectores acompañan desde el segundo semestre, 2019 podría cerrar con un crecimiento interanual de 1,4%.
“La contracción económica continuará, aunque muy atenuada, durante el primer semestre de 2019”, dijo.

Artículos destacados