Para 55% de los empresarios, lo peor ya pasó

El 55% de los empresarios cordobeses considera que lo peor de la crisis económica global ya quedó atrás.
No obstante, uno de cada cuatro consultados opinó que los problemas económicos en el país continuarán o se profundizarán a futuro.
Los datos surgen de una encuesta realizada por la consultora Delfos, que también indagó respecto a la posición empresaria sobre las gestiones nacional, provincial y municipal.
De acuerdo con el sondeo, poco más de la mitad de los empresarios relevados considera que la debacle global ya tocó fondo. En tanto, 35% percibe que aún se atraviesa la etapa más dura mientras que sólo 10% es pesimista y cree que lo peor está por venir.

Sin embargo, los resultados de esta visión de la economía global no se corresponden con la posición sobre el futuro de la economía en el país. En esa línea, sólo uno de cada cuatro consultados es optimista y considera que la situación económica en el país va a mejorar. “El resto piensa que los problemas económicos se mantendrán o se profundizarán”, señala el documento.
En cuanto a la posición respecto a las gestiones, “la imagen que tienen los empresarios del Gobierno nacional no escapa de lo que marca la tendencia general en Córdoba: 75% considera que la gestión nacional es mala”.
La encuesta compara con la situación de la gestión de Carlos Menem poco antes del cierre de su último mandato. “Por aquel entonces 43% calificaba al gobierno menemista de regular, 29% lo aprobaba y a 25% le parecía malo”.

Algo mejor parece ser la imagen empresaria de la gestión del intendente Daniel Giacomino: 45% lo califica de regular, 40% de malo y sólo 15% lo considera bueno como gestor.
“El 85% de los empresarios está disconforme con el trabajo que se realiza a nivel municipal”, señala el informe.
“Diez años atrás, cuando al mismo sector se le pidió calificar la gestión de Rubén Martí, los números se invertían, ya que 79% calificaba de buena a esa gestión”·
Finalmente, la Administración del gobernador Juan Schiaretti es la mejor valorada por el establishment cordobés: 40% la considera positiva, 45%, regular, y 15%, mala.
“A la luz de los números se podría concluir que el hecho de que los empresarios convivan entre el optimismo y el pesimismo se debe a que "el escenario de certezas que podría surgir a partir de ver que la crisis mundial está pasando, se diluye al ver también la falta de capacidad en los dirigentes para capitalizar esta realidad y revertir la crisis local”, concluye el informe.

Artículos destacados