Ordenan la licencia obligatoria a mayores de 60 años y grupos de riesgo

La cartera laboral detalló las características de las personas que quedarán eximidas de concurrir al
trabajo. Serán del sector público y del privado. Se instó a los empleadores a avanzar en la modalidad de tareas a distancia

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunció anoche que, debido al avance del coronavirus, están licenciados para presentarse a trabajar las personas mayores de 60 años, las embarazadas y los empleados con afecciones de salud crónicas como las respiratorias, pulmonares y cardíacas.
El funcionario incluyó en este beneficio a los padres que deban cuidar a sus hijos que no asistan a clases y puedan justificar que no tienen con quién dejarlos. También aclaró que la medida no alcanza a los trabajadores de la salud considerados indispensables para realizar su tarea.
“Se los dispensa de asistir al lugar de trabajo. En el caso de los mayores de 60 años, la situación puede cambiar si es personal esencial y si se requiere su presencia para que la empresa siga adelante”, aclaró el funcionario, al tiempo que afirmó: “Las embarazadas y los afectados por enfermedades crónicas nunca pueden ser trabajadores esenciales”.
Moroni dijo que en estos casos no se afectará el derecho a la remuneración y le pidió a los empleadores privados que adopten las mismas medidas para reducir la presencia de trabajadores a los esenciales para que los lugares funcionen y que los restantes puedan trabajar a distancia.
Moroni habló en Casa de Gobierno junto a la secretaría de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, en una conferencia de prensa en la que extendieron las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández para frenar el avance del coronavirus en el país. “Pedimos a los empresarios privados que adopten medidas para ampliar el trabajo a distancia”, solicitaron.
Según dijo el ministro, los trabajadores del sector público y privado que están considerados en mayor riesgo frente a la pandemia quedarán liberados de tener que asistir a su lugar de trabajo, aunque deben fijar las condiciones con su empleador para poder hacerlo.
En el anuncio, se amplió la licencia que ahora, además de a los mayores de 60 años y a las embarazadas, incluirá a los trabajadores que tengan determinadas afecciones crónicas como las enfermedades respiratorias, cardíacas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras. “El universo de trabajadores comprendido por este tipo de medidas es el mismo para el sector público que privado”, destacó Moroni.
Según la resolución a la que accedió este medio, se consideran trabajadores incluidos en los grupos de riesgo a aquellos con enfermedades crónicas, cardíacas, inmunodeficiencias, diabéticos y personas con insuficiencia renal crónica.
El ministro enfatizó la importancia de que las personas permanezcan sus casas, y sostuvo: “Si las tareas pueden ser realizadas desde el hogar, que efectivamente se hagan”. Y, en línea con la disposición de suspender las clases, añadió: “Hay ausencia justificada si el hijo menor de edad no tiene clases”.
Con el mismo espíritu, Castellani instó a provincias y municipios a que los empleados estatales utilicen la modalidad de trabajo a domicilio, como medida para evitar la propagación del coronavirus, a excepción de aquellos “servicios que las autoridades consideren esenciales”.
De hecho, este mediodía, el Gobierno de Córdoba emitió un comunicado en el que señaló que las personas mayores de 60 años son las que, dentro del sistema laboral de empleados públicos provinciales, tienen licencia especial en el marco de las medidas de prevención.
En ese marco, el comunicado informó: “La Provincia adhiere a la medida de otorgar un esquema de licencia especial, hasta el 31 de marzo, a personas mayores de 60 años. Las mismas, no deberán presentarse en sus lugares de trabajo, tendrán licencia hasta el 31 de marzo”.
Las medidas anunciadas por el Gobierno nacional buscan disminuir el uso del transporte público y lograr una descongestión de las oficinas estatales.
En el entorno de Moroni explicaron, por ejemplo, que con esa medida anunciada ayer 90% de la nómina del personal del Ministerio de Trabajo trabajará a distancia. Los funcionarios confían en que ese número se repita en todas las dependencias del Estado.
Aludieron, por ejemplo, al Servicio de Conciliación Laboral Obligatorio (Seclo), que depende de Trabajo, que tiene una gran afluencia de público y que solo funcionará, al menos hasta el 31 de marzo, para audiencias de pago.

En Córdoba
A a las 14 de hoy comenzará a regir un asueto administrativo que incluye todas las dependencias de la Provincia, salvo las correspondientes a los servicios esenciales.
La medida tendrá características similares a las que se realiza todos los años en el mes de enero, con guardias mínimas con excepción de los agente de seguridad, salud y también de los docentes
El objetivo, según se informó, es evitar la aglutinación de gente en las dependencias públicas y minimizar la circulación de ciudadanos. En principio, según se dijo, el asueto se extenderá hasta el 31 de marzo, pero es posible que se prolongue de acuerdo a cómo evolucione la pandemia en el país.

Artículos destacados