Municipio delinea un proyecto de promoción para nuevos negocios

JUAN GIUNTA. El secretario puso el proyecto de ordenanza a consideración de los empresarios.

Se pretende incentivar todas las actividades económicas radicadas en la ciudad mediante la exención de las tasas de Comercio e Industria, Inmuebles o del permiso de construcción. Observan la iniciativa las cámaras adheridas a la ADEC.

Por Cecilia Pozzobon – [email protected]

El Ejecutivo municipal pone a punto un proyecto de ordenanza que pretende incentivar la inversión y generación de nuevos proyectos de negocios radicados o que se radiquen en la ciudad, mediante la exención de las tasas de Comercio e Industria, Inmuebles o el permiso de construcción.

Este dato fue confirmado a Comercio y Justicia por el secretario de Planeamiento y Desarrollo Estratégico de la ciudad de Córdoba, Juan Giunta, quien precisó que la iniciativa fue girada hace unos días a la Agencia para el Desarrollo Económico de la Ciudad de Córdoba (ADEC) para que las 33 cámaras empresariales que la integran le hagan “observaciones, correcciones y mejoras a fin de lograr el mayor consenso posible”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“El primer objetivo del proyecto es incentivar la actividad económica local, sin discriminar ningún rubro. Es decir, pretendemos alcanzar a todas las actividades radicadas o por radicarse en la ciudad”, dijo Giunta.

Días atrás, el viceintendente Marcelo Cossar había indicado (haciendo referencia al proyecto de Giunta) que la Municipalidad pretendía generar incentivos “para ver si alguien se decide a invertir en un país con 40% de inflación anual”.

Beneficios polinómicos
La propuesta prevé una fórmula polinómica en la que se ponderarán el carácter innovador del proyecto de negocio, la generación de nuevos puestos de trabajo, el sostenimiento de empleo ya existente, la generación de valor agregado en la producción y lo “limpio y sostenible” de la propuesta, entre otros ítems.

“El resultado de esa fórmula determinará el porcentaje de exención o el período por el que se extenderá el beneficio que se le asigne al negocio”, explicó el funcionario, y agregó: “La idea es evaluar de alguna manera la calidad de la inversión que se pretende realizar”.
Una vez confirmado que la herramienta está prevista tanto para proyectos de negocios por ejecutarse como para actividades ya en marcha que impulsen una iniciativa, Giunta indicó que las únicas herramientas con las que cuenta la comuna para ofrecer incentivos son las tasas de Comercio e Industria, Inmuebles y el permiso de edificación -para aquellos casos en los que el proyecto prevea la construcción de un inmueble para el desarrollo de la actividad-. Al mismo tiempo, el funcionario informó que el proyecto contempla la aplicación de sanciones para aquellos que anuncien una inversión, inicien el emprendimiento y no lo lleven a su fin. “En esos casos no sólo está previsto que caiga inmediatamente el beneficio otorgado sino que se le exigirá la devolución de los montos de las exenciones concedidas”, indicó.

En evaluación
La iniciativa que cuenta -obviamente- con la venia del intendente Ramón Mestre, Cossar; y el secretario de Economía de la comuna, busca ahora la aprobación del sector empresario.
Para ello, el borrador del proyecto de ordenanza fue girado a la ADEC, donde las 33 cámaras integrantes realizan observaciones y correcciones al escrito. “Ya nos han llegado algunas, que tienen que ver con lo dificultoso que sería para las pymes poder acceder a estos beneficios”, admitió Giunta.

“La idea es que las cámaras hagan las observaciones que consideren, nosotros reescribimos la iniciativa y de ahí se la enviamos al Consejo de Planificación Urbanístico de la Ciudad, que es el ámbito de discusión no sólo de empresarios sino de otro tipo de representantes sociales”, dijo el secretario de Planeamiento Estratégico, y agregó: “Pretendemos que el proyecto tenga garantías de adhesión, es decir, de que haya pocas posibilidades de que cuando llegue al Concejo, la iniciativa sea ‘bastardeada’ por la oposición”.

“Son proyectos que sería muy bueno que se aprueben por unanimidad y no que se apliquen a partir de la imposición de una idea”, agregó.

La ADEC pidió 30 días para expedirse al respecto.

Artículos destacados