Moyano no descartó que el paro nacional de transportistas de combustibles se prolongue

El sindicato de Camioneros, liderado por Pablo Moyano, inició a las cero de hoy, y por 24 horas, un paro nacional de distribuidores de combustibles argumentando la falta de respuestas de YPF para eliminar el sistema satelital eléctrico de las unidades y aplicar otras medidas de seguridad para los conductores.
Sin embargo, Moyano -hijo del titular de la CGT, Hugo Moyano- no descartó que la medida se amplíe en cantidad de días y sume el apoyo de choferes de otras empresas y sectores.
La protesta se lleva a cabo luego de que dos camioneros fallecieran el jueves pasado al explotar el camión en el que viajaban debido a que el sistema satelital, que funciona alimentado por baterías de elevada tensión eléctrica, entró en contacto con el chasis del camión y provocó un incendio.

El paro fue llamado por el líder del Sindicato de Camioneros en conjunto con el secretario de la Rama del Combustible, José Lobrutto, con quien coincidió en que ningún representante de YPF los llamó para acordar alguna salida a este problema.
Ambos advirtieron que la medida de fuerza puede generar “desabastecimiento a nivel nacional”, por lo que exhortaron a la petrolera a dar respuestas “inmediatas”.
Moyano explicó que la protesta se focalizará “sólo” contra la compañía YPF pero alcanzará “a todo el país”, afectando a 1.600 puntos de venta en las 24 provincias.

“Este paro es para reclamar seguridad para los choferes de camiones y para la ciudadanía en general, ya que la empresa YPF está implementando un sistema de seguimiento satelital de los camiones y no tuvo mejor idea que este sistema de cableado pase por los tanques de combustible”, explicó Moyano.
“De no existir una respuesta inmediata a nuestro reclamo, las demás empresas solidariamente se adherirán al paro nacional a partir del siguiente día martes, provocando un desabastecimiento a nivel nacional”, advirtió el líder sindical.

Artículos destacados