Moratoria para deudas de impuestos y cargas sociales

ANUNCIO. Echegaray y Kicillof dieron detalles del plan y rechazaron que se trate de una “moratoria”.

Se podrán pagar hasta en 24 cuotas con una tasa de 1,9%. El Gobierno nacional aclaró que no habrá quitas. Busca recuperar acreencias por más de $36 mil millones.

El Gobierno anunció un plan de pagos de hasta 24 cuotas, con una tasa mensual de 1,9%, para empresas y contribuyentes que adeuden impuestos y cargas sociales, pero aclaró que no podrán participar compañías que despidan personal. Así lo indicaron en conferencia de prensa el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray quienes, además, señalaron que se aumentó de $10 millones a $30 millones la facturación límite anual para ingresar a los “miniplanes” de pago, de seis cuotas para las empresas de servicios, y a $50 millones para el resto de la economía.

Echegaray señaló que el volumen de deuda consolidada de los impuestos adeudados supera 36 mil millones de pesos y 1,2 millón de contribuyentes. La mayor parte es por Contribuciones Patronales, 16 mil millones, seguida de 9 mil millones por impuestos diversos, 5.500 millones por ganancias, y gravámenes aduaneros por 4.400 millones.

Sin quitas
La virtual moratoria alcanzará alrededor de 700 mil empresas, que dispondrán de planes de 24 cuotas para regularizar su situación impositiva. Echegaray rechazó el término “moratoria” al señalar que no se trata de un perdón fiscal, porque quienes se acojan a los planes no tendrán quita en sus deudas, cuyo pago llegará a un interés anual de 22,8 por ciento, muy por debajo de las estimaciones inflacionarias.

Tras elogiar la tarea de recaudación de la AFIP, Kicillof sostuvo que la medida está en línea “con lo que pidieron CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) y la Unión Industrial Argentina” durante las negociaciones en agosto pasado, en el marco de la mesa de diálogo iniciada por el Gobierno.

A propósito, Kicillof llamó especialmente a Osvaldo Cornide, titular de CAME, para anticiparle el anuncio referido a la solicitud de la entidad, que luego expresó su satisfacción mediante un comunicado.

Que no despidan
El ministro anunció que las empresas que adhieran al plan no podrán efectuar despidos de personal hasta la finalización de la refinanciación de la deuda impositiva.

“Éste es un camino de ida y vuelta porque convocamos a que a las empresas hagan un esfuerzo para regularizar sus impuestos, pero el Estado les está dando una flexibilidad para pagarlos”, añadió el ministro, quien consideró que las dos medidas permitirán formalizar parte de la economía “en negro” y mejorar los mecanismo de recaudación impositiva.

Artículos destacados